7.- Milicia Angélica



7.- Milicia Angélica


 Dios Envía su Espíritu, hace Don de Él mismo, de su Ser-Esencia.

 Esta Fuerza o Fortaleza de Dios llega inexorablemente y es tan real como la misma Venida del Señor.

 Del estado de las almas dependen los efectos del Paso del Espíritu.

 Las almas preparadas, ordenadas, purificadas, consagradas a Dios, aquellas que recibieron la Verdad-Hijo de Dios, son confirmadas en el camino de la Verdad, fortalecidas en la buena voluntad y son llevadas a un estado nuevo, viven de Cielo, como en el Cielo acá en la tierra.

 Las almas sin preparar, rebeldes, viciosas, orgullosas, que rechazaron la Verdad, que hacen lo que quieren-sienten y se convencen de que eso es bueno y verdadero, al recibir el Viento de Dios, su Fuerza, se ven potenciadas y confirmadas en esa rebeldía, vicios, inmundicias.

 Comprender, las que están dirigidas a Dios reciben la fuerza que les imprime el Espíritu y entran en un camino del que no podrán salir ni aun cayendo ocasionalmente, quedan confirmadas en el bien y todo será para su progreso-evolución espiritual, que es lo que Dios quiso desde el principio.

 Las almas hundidas-sumergidas en sí, ególatras narcisistas, se verán potenciadas en ese camino autodestructivo, y será muy difícil que salgan de ahí.

 La Fuerza o Fortaleza de Dios Que Viene, potencia todo, es viento, y así es como todas las almas verán su vida descontrolada, unas para bien, otras para mal.

 Las almas que se hayan preparado quedarán totalmente en manos de Dios, enteramente a su disposición, serán su instrumento para consumar la creación, expresar o revelar su Espíritu-Ser-Esencia, para transmitir a Dios-Vida-Verdad.


 Considerar que el ‘yo’ se rebela, se manifiesta, asume el control en las almas vacías-desoladas-rebeldes-sin Dios.

 Quedan esclavas y a merced de lo que son, de lo que quisieron ser. Quedan encerradas-perdidas en su delirio, abismadas en su ego, a merced de los delirios de su orgullo.

 El ‘yo’ se mueve instintivamente por y para sí, para satisfacerse, saciarse, conformarse, se dedica a hacerse adorar-servir-ver-obedecer.

 El alma es esclava de ese ‘yo’ delirante de orgullo dominado por la debilidad y socavado por su miseria.

 En esencia es miedo, lo niega, pero es lo que lo mueve y es la razón por la que hace o no hace con furia, obsesión, histeria, descontrol total.

 Ese ‘yo’ descontrolado es corrupto y corruptor, es ruinoso y corre a su ruina, y el alma que lo deja así, libre, es su esclava, delira de orgullo, se siente satisfecha de quien la arrastra a su ruina-perdición-condenación-destrucción.

 Como se satisface, por definición es autodestructivo. A eso añadir que, mientras reina-prevalece, estamos o permanecemos fuera de Dios, hundidos en nosotros mismos auto consumiéndonos porque no nos nutrimos de Él.




.........................................................................


Dr. Jorge Benjamín Lojo


 Abogado, asesoramiento, acompañamiento y guía espiritual personalizado y grupal, (Empresas, grupos de oración, religiones, equipos de trabajo).

 Retiros, cursos, charlas, jornadas y conferencias dirigidos a empresas, grupos de oración, religiones, equipos de trabajo.




Twiter: @DrJorgeBLojo

whatsapp: 1550067501