5.- Ejército de la Luz



5.- Ejército de la Luz


 El combate espiritual es tan esencial como respirar, pero no es como se lo representa en estos tiempos. Hay que aprender y dejar de lado fantasías.

 Tampoco se trata solo de exorcismos, el combate espiritual es común a todas las almas y absolutamente necesario.

 Considerar que todos estamos sometidos-esclavizados-sometidos, y aun sin saberlo-notarlo-entenderlo.

 Debemos salir del abismo de egolatría narcisista, de egipto, de la esclavitud de miedo-vicios-corrupción-muerte.

 En lo que padecemos podemos tomar consciencia del estado real de nuestra alma, y en esto, comprender también que como tratamos a Dios somos tratados.


 Es el tiempo de la gran tribulación, de la gran prueba, el último instante, la batalla final por la salvación.

 Dios se encuentra ausente, y en su ausencia todos los enemigos son liberados, tiene autoridad y poder para hacer lo que quieran impunemente durante el tiempo que Dios les ha concedido. El tiempo concedido es el que la humanidad ha querido-merecido con tanta rebeldía-vicio-reniego.

 Es castigo en el sentido de que se produce la ausencia de Dios y es prueba en el sentido de que debe la humanidad esforzarse por volver a Él y por confiar en Él cuando no lo haría por miedo, debilidad, vicio, etc.

 Hay que convertir el castigo en gracia-favor, usar el tiempo difícil como medio para purificación-crecimiento-evolución espiritual.

 Hay que aceptar lo que sucede, ofrecerlo como sacrificio, penitencia, reparación y apoyándose en ello, hay que volver a Dios, colaborar con Él en que consiga lo que quiere en y de cada uno.

 La piedra de tropiezo esta puesta en el camino de todos, cada uno chocará contra sus propios límites, cada cual padecerá las consecuencias de aquello en lo que se ha convertido.

 En vez de lamentarse, renegar y querer venganza, lo que las almas deben hacer es empezar a corregirse, reencaminarse, usar todo para purificarse y crecer espiritualmente.

 Eso que serviría para hundirlas definitivamente, deben utilizarlo para elevarse. El mismo golpe en el que el adversario quiere perderlas (Armaggedón), deben usarlo para crecer espiritualmente, superarse, progresar, madurar, evolucionar.

 El sufrimiento a todos nos toca, debemos aprovecharlo, utilizarlo para pagar deudas, reencaminarnos, volver a Dios, andar por el buen camino, reparar-impetrar-crecer-madurar-evolucionar espiritualmente.



.........................................................................


Dr. Jorge Benjamín Lojo


 Abogado, asesoramiento, acompañamiento y guía espiritual personalizado y grupal, (Empresas, grupos de oración, religiones, equipos de trabajo).

 Retiros, cursos, charlas, jornadas y conferencias dirigidos a empresas, grupos de oración, religiones, equipos de trabajo.




Twiter: @DrJorgeBLojo

whatsapp: 1550067501