31 octubre 2018

¿POR QUÉ HALLOWEEN NO?



¿POR QUÉ HALLOWEEN NO?



¿Por qué halloween no?


No es un juego, no es una tradición, no es una moda.

Es un ritual satánico, ocultista, infernal.

Es una invocación a demonios.

Es una consagración a demonios.

¿Consagraría usted sus hijos a satanás?, Entonces, ¿Por qué celebran halloween?.


28 octubre 2018

Evangelio del día, lecturas del domingo, meditación


Evangelio del día, lecturas del domingo, meditación


Aun no creemos en Dios, no creemos como creemos que creemos, no confiamos en su Amor.

No hacemos mas que proclamas, parecemos políticos, todo es de la boca hacia fuera, Dios no tiene libertad de disposición en nuestra vida porque continuamos hundiéndonos en el abismo del ego, viviendo para apariencias y generando orgullo.

Él aun no ha entrado al centro neurálgico en el que se adoptan las decisiones, tiene mando pero no comando, es un Rey que manda pero no gobierna. Hablamos sobre Él, incluso a Él, pero no lo escuchamos, y consecuentemente, no lo obedecemos.
                                                                                                     


 Notar el detalle, el ciego del Evangelio solo pidió la vista temporal, y eso le concedió El Señor en su Paso por el mundo, sin embargo, a otros enfermos, al ver su Fe, les dijo “Tu Fe te ha salvado”.

 El ciego del Evangelio de hoy, no tenía mas que aspiraciones temporales, por ello, solo consiguió bienes temporales, favores de Dios muy limitados.

 No somos diferentes, continuamos sumergidos en el abismo de egolatría narcisista en el que nos hemos convertido no haciendo otra cosa mas que preocuparnos por nosotros mismos, mientras permanecemos en el olvido de Dios, en las tinieblas de estos tiempos.

 Aun no creemos en Dios, no creemos como creemos que creemos, no confiamos en su Amor.

 Para llegar a creer verdaderamente en Dios, debemos dejarlo libre, libre de Ser y Hacer como quiera.

 Él aun no puede disponer de nosotros, motivo por el que no puede Ser, no puede reinar, aun no ha establecido su Reino, no puede ejercer su oficio de Salvador.

 Aun lo dejamos afuera, en el patio exterior, sabemos sobre Él, pero no lo hemos recibido, todo es superficial.

 Para que sea verdaderamente Dios y Señor en nuestra vida, debe poder disponer, reinar, hacer Su Voluntad.

 No hacemos mas que proclamas, parecemos políticos, todo es de la boca hacia fuera, Dios no tiene libertad de disposición en nuestra vida porque continuamos hundiéndonos en el abismo del ego, viviendo para apariencias y generando orgullo.

 No discernimos su Voluntad y, consecuentemente, terminamos oponiéndonos a Él, no lo obedecemos, solo construimos apariencias de espiritualidad, un culto externo y superficial sin un verdadero amor, sin real aceptación.

 Él aun no ha entrado al centro neurálgico en el que se adoptan las decisiones, tiene mando pero no comando, es un Rey que manda pero no gobierna. Hablamos sobre Él, incluso a Él, pero no lo escuchamos, y consecuentemente, no lo obedecemos.

 Dios Es Dios, pero en los Cielos, no en la tierra de nuestra vida-casa-corazón, solo hemos construido apariencias de religiosidad por un culto superficial desamorado.

 Es hora de reconsiderar la vida de no-vida que venimos llevando, una vida sin un Dios Vivo y real, de lo contrario, continuaremos desbarrancándonos hacia el abismo eterno por un camino de autodestrucción.



Lecturas de hoy Domingo 30º del Tiempo Ordinario - Ciclo B


Primera lectura Lectura del libro de Jeremías (31,7-9):

Así dice el Señor: «Gritad de alegría por Jacob, regocijaos por el mejor de los pueblos; proclamad, alabad y decid: El Señor ha salvado a su pueblo, al resto de Israel. Mirad que yo os traeré del país del norte, os congregaré de los confines de la tierra. Entre ellos hay ciegos y cojos, preñadas y paridas: una gran multitud retorna. Se marcharon llorando, los guiaré entre consuelos; los llevaré a torrentes de agua, por un camino llano en que no tropezarán. Seré un padre para Israel, Efraín será mi primogénito.»

Palabra de Dios


Salmo Sal 125,1-2ab.2cd-3.4-5.6

R/. El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,
nos parecía soñar:
la boca se nos llenaba de risas,
la lengua de cantares. R/.

Hasta los gentiles decían:
«El Señor ha estado grande con ellos.»
El Señor ha estado grande con nosotros,
y estamos alegres. R/.

Que el Señor cambie nuestra suerte,
como los torrentes del Negueb.
Los que sembraban con lágrimas
cosechan entre cantares. R/.

Al ir, iba llorando,
llevando la semilla;
al volver, vuelve cantando,
trayendo sus gavillas. R/.


Segunda lectura Lectura de la carta a los Hebreos (5,1-6):

Todo sumo sacerdote, escogido entre los hombres, está puesto para representar a los hombres en el culto a Dios: para ofrecer dones y sacrificios por los pecados. Él puede comprender a los ignorantes y extraviados, ya que él mismo está envuelto en debilidades. A causa de ellas, tiene que ofrecer sacrificios por sus propios pecados, como por los del pueblo. Nadie puede arrogarse este honor: Dios es quien llama, como en el caso de Aarón. Tampoco Cristo se confirió a sí mismo la dignidad de sumo sacerdote, sino aquel que le dijo: «Tú eres mi Hijo: yo te he engendrado hoy», o, como dice otro pasaje de la Escritura: «Tú eres sacerdote eterno, se gún el rito de Melquisedec.»

Palabra de Dios


Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,46-52):

En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar: «Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.»
Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más: «Hijo de David, ten compasión de mí.»
Jesús se detuvo y dijo: «Llamadlo.»
Llamaron al ciego, diciéndole: «Ánimo, levántate, que te llama.» Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús.
Jesús le dijo: «¿Qué quieres que haga por ti?»
El ciego le contestó: «Maestro, que pueda ver.»
Jesús le dijo: «Anda, tu fe te ha curado.» Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.

Palabra del Señor


21 octubre 2018

¡VIVE EL SEÑOR!, SEGUNDA VENIDA. CONSIDERAR EL PROCESO, VER LO QUE SUCEDE, VALORAR EL RESULTADO


¡VIVE EL SEÑOR!, SEGUNDA VENIDA. CONSIDERAR EL PROCESO, VER LO QUE SUCEDE, VALORAR EL RESULTADO



Si la voluntad fue rendida a Dios y sacrificada siempre por obediencia a su Voluntad, no perdió sino que ganó. Nos quiere hacer creer el adversario que hemos perdido, y hundidos en el abismo del ego, preocupados, creemos que solo padecemos como desgraciados-condenados.

Sin embargo, debemos considerar la victoria del Señor en La Santa Cruz, Él venció a la muerte aceptándola.
¿Tiene poder sobre Dios?, No, tiene el poder de Dios, y estoes porque Dios Es Poderoso en esa alma que le entregó-sacrificó constantemente su voluntad para seguirlo-obedecerlo incondicionalmente.

Dios dispone de ella como de sí mismo y obra por medio de esta alma como El Padre obró por medio del Hijo, porque en ella Vive-Reina-Permanece como en el Cielo acá en la tierra.



1.-


 Cuando amamos a Dios en verdad, vamos renunciando a nosotros mismos, deponemos la voluntad propia y nos entregamos a lo que Él quiere, Él es primero y con gusto nos olvidamos por completo del ‘yo’.

 Esta manera constante de caminar, provoca que el ‘yo’ se rebele, oponga y subleve, nos hace la contra, con violencia exige que no lo olvidemos, que no lo arrojemos al olvido por prestarle atención a Dios.

 Nos juega en contra moviéndose por cuenta propia buscando su satisfacción. Acá es que se cumple lo que dijo San Pablo, no hago el bien que quiero sino el mal que no quiero.

 Este es el lugar para librar el combate espiritual, debemos acallar al ‘yo’, limitarlo y continuar obedeciendo a Dios.

 Considerar que el enemigo infernal nos provoca, cuestiona y desafía, nos sugiere que perdemos cuando obedecemos a Dios y busca la manera de hacernos creer que estamos obrando mal y que nos perjudicamos.

 Esto es porque lo perjudicamos a él, porque al obedecer a Dios, no hay lugar para que satanás se meta en nuestra vida, pierde él, pierde poder, capacidad de disposición.

 Debemos esforzarnos, buscar a Dios, discernir Su Voluntad, ajustar el rumbo, perseverar en el Camino.


2.-


 Considerar lo que hizo El Señor en La Santa Cruz, consideremos un aspecto de este inagotable Misterio: Admitió la muerte, le dio licencia a la muerte para que tomara su vida. La muerte no tenía derecho, poder, autoridad, no podía afectar al Señor, porque la muerte es consecuencia del pecado y Él no ha pecado.

 Aceptó la muerte porque fue la Voluntad del Padre, Él aceptó lo que El Padre dispuso. No correspondiéndole la muerte, la aceptó como Voluntad de Dios Padre y le dio poder sobre su vida para terminarla.

 Al aceptar lo que no le correspondía y al obedecer al Padre sin rebelarse perseverando hasta el fin, logró culminar la obra de Salvación, venció a la muerte, y su parte Humana, adquirió poder sobre la muerte, obtuvo señorío.


3.-


 En el mismo sentido, cuando aceptamos la Voluntad de Dios, le estamos dando poder y reconociendo autoridad sobre nosotros.

 El adversario quiere convencernos de que estamos perdiendo, que nos perjudicamos, sin embargo, el que pierde y se ve perjudicado, es él, porque pierde poder o autoridad sobre nuestra vida.

 Cuando le damos poder a Dios no negándole cosa alguna, cediendo en todo, estamos adquiriendo lo mismo que le damos, se cosecha la siembra.

 La voluntad humana derrotada por la Voluntad Divina que se entrega totalmente a Él por Ella, adquiere el mismo poder o autoridad o capacidad de disposición, comparte el Imperium Divino.



4.-


 La trampa-prueba está en que las almas continúan siendo leales a su orgullo y van a continuar eligir siéndolo, van a entregarse a su abismo-ego-orgullo una vez mas, en vez de liberarse, renunciar a si, sacrificar el ego-orgullo y dejar de satisfacerlo.

 Desgraciadamente elegirán el camino de perdición, condenación, de entrega a satanás por el abismo del ego-orgullo.

Son ciegos y eligen continuar siéndolo, no quiere deponer su comodidad, indiferencia, no quieren renunciar a su orgullo, vanidades, caprichos, vicios, ambiciones.


5.-


 Si la voluntad fue rendida a Dios y sacrificada siempre por obediencia a su Voluntad, no perdió sino que ganó. Nos quiere hacer creer el adversario que hemos perdido, y hundidos en el abismo del ego, preocupados, creemos que solo padecemos como desgraciados-condenados.

 Sin embargo, debemos considerar la victoria del Señor en La Santa Cruz, Él venció a la muerte aceptándola.

 ¿Tiene poder sobre Dios?, No, tiene el poder de Dios, y estoes porque Dios Es Poderoso en esa alma que le entregó-sacrificó constantemente su voluntad para seguirlo-obedecerlo incondicionalmente.

 Dios dispone de ella como de sí mismo y obra por medio de esta alma como El Padre obró por medio del Hijo, porque en ella Vive-Reina-Permanece como en el Cielo acá en la tierra.



16 octubre 2018

16 de Octubre, SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE


16 de Octubre, SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE



Meditemos hoy sobre el Misterio del Sagrado Corazón de Jesús y pensemos en el Misterio poco conocido y sumamente esencial en estos tiempos, la Unión Hipostática del Verbo.

Jesús Es Perfecto Dios y Perfecto Hombre, Es Dios y Hombre, tiene dos Naturalezas. Podría decirse que Es Dios Perfecto por parte de Padre y Perfecto Hombre por Parte de Madre.

Esto nos lleva a pensar en cómo nos Ama, nos Ama con Amor Perfecto de Dios y con Amor Perfecto de Hombre.

¿Cómo se manifiesta este Amor?, Simplemente con un perdón constante y un llamado incesante a volver al Camino de Salvación.



-------------------------------------------------------------------


SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE

LA VIRGEN MARÍA Y SANTA MARGARITA

PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN

EL SAGRADO CORAZÓN Y SANTA MARGARITA


-------------------------------------------------------------------






SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE


Santa Margarita pasó a la historia por ser la divulgadora de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús.

 El Señor preparó a Margarita María, por medio de una infancia sin alegría y de una juventud llena de pruebas, para que se convirtiera en la mensajera de su amor redentor, en un tiempo en que reinaba el jansenismo.

 Pero también hay que hacer notar las gracias que recibió de la Virgen María y las reiteradas apariciones que tuvo de ella… Bien conocida en su intimidad espiritual por su autobiografía y sus cartas, no parece haber sido una persona humanamente destacada o notable.

 Borgoñona, hija de un notario, después de educarse en las clarisas de Autun, se hace religiosa salesa en el convento de Paray-le-Monial en 1671. Contaba la muchacha veinticuatro años al entrar en la Visitación de Paray-le-Monial, en la Borgoña.

 Los comienzos le resultaron dificultosos. De novicia no podía aprender a hacer oración, aun cuando acudía con frecuencia ante el Santísimo Sacramento – notó su superiora – para ponerse en su presencia, como se extiende un lienzo ante el pintor.
Santa Margarita pasó a la historia por ser la divulgadora de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, pero también hay que hacer notar las gracias que recibió de la Virgen María. 


LA VIRGEN MARÍA Y SANTA MARGARITA


 La Virgen María ocupó siempre un puesto muy importante en la vida de Margarita María. Desde niña le rezaba diariamente el Rosario, hizo voto de ayunar todos los sábados y de hacer siete genuflexiones cada día rezando siete avemarías, para honrar sus dolores, ofreciéndose por “su esclava perpetua”.

 En varias ocasiones la Santísima Virgen la recreó con su presencia, acariciándola y animándola en el penoso caminar sobre la cruz, prometiéndole su amparo.

 De niña le vino una enfermedad que la tuvo paralizada por varios años.Pero al fin se le ocurrió consagrarse a la Virgen Santísima y ofrecerle propagar su devoción, y poco después Nuestra Señora le concedió la salud.

A los 18 años por deseo de sus familiares empezó a arreglarse esmeradamente y a frecuentar amistades y fiestas sociales con jóvenes. Pero estos pasatiempos mundanales le dejaban en el alma una profunda tristeza. Su corazón deseaba dedicarse a la oración y a la soledad.

 El demonio le traía la tentación de que si se iba de religiosa no sería capaz de perseverar y tendría que devolverse a su casa con vergüenza y desprestigio. Rezó a la Virgen María y Ella le alejó este engaño y tentación y la convenció de que siempre la ayudaría y defendería.

 En su autobiografía, escrita por obediencia, declara: “En un día de retiro me honró con su visita. Llevaba en sus brazos a su divino Hijo, que puso en los míos, diciéndome: He aquí que viene a enseñarte lo que debes hacer´. Me sentí penetrada de gozo y apremiada de sumo deseo de acariciarle mucho, dejándome que le hiciera cuanto quise.

 Después me dijo: ¿Estás contenta ahora? Que esto te sirva para siempre, quiero que te abandones a mi poder, como has visto que me he abandonado yo´.


EL SAGRADO CORAZÓN Y SANTA MARGARITA


 El 27 de diciembre de 1673, daba comienzo el descubrimiento espiritual que formará el núcleo de su vida. La santa pasaba horas enteras delante del Santísimo Sacramento y pronto se extendió el rumor de que la hermana Margarita María tenía apariciones. Ella misma oportunamente así lo manifestó, pero la superiora y los médicos no le creyeron.

 Se considera que fueron cuatro las principales apariciones que dieron a conocer a la humilde religiosa la trascendencia de la devoción al sagrado corazón. La principal fue la que ocurrió el 27 de junio de 1673 (primer viernes de mes).

 Por primera vez se le apareció el Salvador y le mostró su sacratísimo Corazón aureolado de llamas, circundado de agudas espinas, rematado por una cruz y con la llaga del golpe de la lanza.

“Mira este corazón -le dijo -que tanto ha amado a los hombres, y la mayor parte de ellos no le paga más que con frialdad, indiferencia e ingratitud”.

 Según relata la misma monja, el Salvador siguió diciéndole que en este mundo tan frío quería suscitar una nueva primavera de entrega a Él por medio de la devoción a su Corazón, símbolo y sede de su amor redentor, y que ella, Margarita María, era la encargada de anunciar a los pueblos las inescrutables riquezas de Cristo.

 A la vez le encargó que procurase la institución de una fiesta en honor de su Sagrado Corazón. Puso en el camino de la joven religiosa a un jesuita preocupado, a su vez, por dar a conocer «el misterio incomparable del amor de Cristo», el P. Claudio de la Colombiere. Este le ofreció todo su apoyo.

En 1686 se celebró por primera vez la fiesta del Sagrado Corazón en la Visitación de Paray. La tarea de Margarita María había concluido. Moría cuatro años más tarde entregada por entero al misterio cuyo apóstol había sido (1690).

Una de las santas más populares de los tiempos modernos, sobre todo desde que en 1856 se instituyó la fiesta del Sagrado Corazón y se extendió tanto esta devoción, objeto de las revelaciones que son el centro de su vida. Desde 1920 está en los altares, canonizada como un refrendo al mensaje que supo transmitir, pero también por la paciencia y el espíritu de humildad con que se enfrentó a tantas incomprensiones y persecuciones.


PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN


 Santa Margarita María Alacoque fue la confidente del Sagrado Corazón de Jesús y El le reveló algunas promesas maravillosas en favor de aquéllos que le aman. He aquí las doce promesas:

1. A las almas consagradas a mi Corazón les daré las gracias necesarias para su estado.
.
2. Daré paz a sus familias.
.
3. Les consolaré en todas sus aflicciones.
.
4. Seré su amparo y refugio seguro durante la vida y principalmente a la hora de la muerte.
.
5. Derramaré bendiciones abundantes sobre sus empresas.
.
6. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente y el océano infinito de misericordia.
.
7. Las almas tibias se harán fervorosas.
.
8. Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a gran perfección.
.
9. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Sagrado Corazón esté expuesta y sea honrada.
.
10. Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones empedernidos.
.
11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán escrito su nombre en mi Corazón y jamás será borrado de El.
.
12. A todos los que comulguen nueve primeros viernes de mes, continuos, el amor omnipotente de mi Corazón les concederá la gracia de la perseverancia final.




14 octubre 2018

Evangelio del día, lecturas del domingo, meditación


Evangelio del día, lecturas del domingo, meditación



La salvación de las almas es obra de Dios en la que colaboramos, y no al revés, sin embargo, vivimos al revés, hacemos lo que queremos y esperamos que Él lo apruebe o entre en el lugar estrecho y limitado que le dedicamos.

Nuestra espiritualidad, culto, religión, es como San Juan Bautista, el mas grande de los nacidos de mujer, pero es solo algo humano, es solo el Precursor, por mas santo que haya llegado a ser, es una voz que grita en el desierto, no es El Señor.

El Señor debe ocupar el primer lugar, Él debe tener capacidad de disposición de nuestra vida, como verdadero Señor-Dóminus-Dueño, Él debe tener la capacidad de hacer en y de nosotros lo que quiera, pero eso no se lo hemos dado aun, todavía estamos pensando en lo que Él puede y debe hacer por y para nosotros.

Lo que hicimos hasta ahora está bien, pero es solo humano porque le hemos dejado poco lugar al Señor, Él no ha llegado a ser verdaderamente Dios y Señor, no reina como es debido en nuestra vida llena de obras humanas y desbordante de orgullo.


 Notar que dice, ¿Quién podrá salvarse?, y El Señor responde “Es imposible para los hombres, pero para Dios todo es posible”.

 La salvación de las almas es obra de Dios en la que colaboramos, y no al revés, sin embargo, vivimos al revés, hacemos lo que queremos y esperamos que Él lo apruebe o entre en el lugar estrecho y limitado que le dedicamos.

 En este evangelio, El Señor, nos habla directamente a nosotros, somos como el rico, hemos construido un culto, una espiritualidad, una religiosidad muy humana, algo de lo que estamos orgullosos, satisfechos, esa es nuestra riqueza.

 En esa obra humana, Dios tiene poco lugar, si bien siempre hablamos de Él y sobre Él, no lo hemos dejado hablar a Él.

 No nos hemos dejado Guiar por El Señor, no le hemos permitido que decida, que tenga parte verdaderamente en nuestra vida.

 Nuestra espiritualidad, culto, religión, es como San Juan Bautista, el mas grande de los nacidos de mujer, pero es solo algo humano, es solo el Precursor, por mas santo que haya llegado a ser, es una voz que grita en el desierto, no es El Señor.

 Eso es lo que debemos dejar para comenzar a seguir al Señor en verdad, aun no lo hemos recibido verdaderamente, todo lo hacemos por nosotros mismos y no lo dejamos obrar a Él, no lo dejamos Ser y Hacer.

 Por nosotros mismos no nos salvamos, terminaos extraviándonos, perdemos el rumbo, construimos vanidades y acabamos pactando con el adversario y el mundo.

 El Señor debe ocupar el primer lugar, Él debe tener capacidad de disposición de nuestra vida, como verdadero Señor-Dóminus-Dueño, Él debe tener la capacidad de hacer en y de nosotros lo que quiera, pero eso no se lo hemos dado aun, todavía estamos pensando en lo que Él puede y debe hacer por y para nosotros.

 Lo que hicimos hasta ahora está bien, pero es solo humano porque le hemos dejado poco lugar al Señor, Él no ha llegado a ser verdaderamente Dios y Señor, no reina como es debido en nuestra vida llena de obras humanas y desbordante de orgullo.


Lecturas de hoy Domingo 28º del Tiempo Ordinario - Ciclo B

Primera lectura Lectura del libro de la Sabiduría (7,7-11):

Supliqué, y se me concedió la prudencia; invoqué, y vino a mí el espiritu de sabiduría. La preferí a cetros y tronos, y, en su comparación, tuve en nada la riqueza. No le equiparé la piedra más preciosa, porque todo el oro, a su lado, es un poco de arena, y, junto a ella, la plata vale lo que el barro. La quise más que la salud y la belleza, y me propuse tenerla por luz, porque su resplandor no tiene ocaso. Con ella me vinieron todos los bienes juntos, en sus manos había riquezas incontables.

Palabra de Dios

Salmo Sal 89,12-13.14-15.16-17

R/. Sácianos de tu misericordia, Señor.

Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuando?
Ten compasión de tus siervos. R/.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
Dános alegría, por los días en que nos afligiste,
por los años en que sufrimos desdichas. R/.

Que tus siervos vean tu acción,
y sus hijos tu gloria.
Baje a nosotros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos. R/.


Segunda lectura Lectura de la carta a los Hebreos (4,12-13):

La palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos. juzga los deseos e intenciones del corazón. No hay criatura que escape a su mirada. Todo está patente y descubierto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.

Palabra de Dios


Evangelio de hoy Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,17-30):

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»
Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»
Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»
Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.»
A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!»
Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?»
Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»
Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.»
Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.»


12 octubre 2018

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS


LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS


 Los combates espirituales estos días fueron muy difíciles. El miércoles a medio día, me mostró El Señor que ya salió el adversario del infierno y se encuentra liberado en el mundo definitiva a irreversiblemente.

 Esto incide en varias cosas:

 Fortalece el orgullo-amor propio, mueve a que las almas piensen en sí, se hundan-abismen en sí y elijan no amar, las personas se mueven por y para sí mismas, para la propia satisfacción, para hacerse adorar, servir, etc.

 A nivel mundial provoca que haya mas guerras, ambición, corrupción, perversión, depravación, etc.

 Luego de durísimos combates por la noche del mismo miércoles, El Señor me mostró como el adversario trata de entrar y meterse en la vida de cada uno, luego entre nosotros, después en naciones, etc., es decir, en todos lados.

 Después me dijo, y cito palabras textuales porque son importantes, “Caronte se entregó totalmente a la perdición, hoy guía almas a la condenación eterna”.

 Caronte, el barquero que guiaba las almas al infierno, es bergoglio a nivel mundial, y dentro de cada uno, es el ‘yo’ lleno de orgullo y consecuente, desamorado que se preocupa por sí mismo volviéndonos ególatras.

 Que cada uno considere su conducta, evalúe donde Dios le pide que ame, tenga paciencia y se niegue a sí mismo, dónde debemos ofrecer el santo sacrificio espiritual de la propia voluntad para seguir-obedecer la Divina Voluntad.


Recordar lo que publiqué hace tiempo:


SALE satanás DEL INFIERNO, INSTAURA SU REINO EN LOS CORAZONES Y EN EL MUNDO. SIGNOS Y CONSECUENCIAS


SALE satanás DEL INFIERNO, INSTAURA SU REINO EN LOS CORAZONES Y EN EL MUNDO. SIGNOS Y CONSECUENCIAS


 Atentos a la situación, está saliendo-subiendo satanás, surge del infierno.

 El mundo ha sido preparado para su llegada.

 Viene a tomar posesión de su reino en el mundo y en los corazones.

 Viene a instaurar definitivamente su reinado.

 Hará reinar a su hijo, el anticristo.

 Esto va a acarrear mas que terremotos y volcanes en erupción hirviendo de furia como hasta ahora.

 Va a haber guerras, conflictos, discordias y desenfreno, será la locura total, muchos perderán totalmente el control de su vida, se verán arrastrados por una fuerza infernal a obrar diez veces peor de lo que ya lo hacen.

 Muchos caerán ante los vicios que han venido cultivando, ante los que se rindieron, a los que les cedieron el control de su vida.

 Van a delirar de orgullo, permanecerán alejadas de la realidad muchas almas, encerradas en sus fantasías, obsesionadas, desesperadas, histéricas, caerán esclavas de la podredumbre infernal que dejaron anidar en su interior.


Recordar lo que publiqué hace tiempo:


EL TRONO DE satanás EN EL INFIERNO, EN EL MUNDO Y EN LAS ALMAS:


EL TRONO DE satanás EN EL INFIERNO, EN EL MUNDO Y EN LAS ALMAS



1.- El trono de satanás en el infierno


 En el infierno tiene el adversario, satanás, su trono.

 Su trono o asiento es, antes que nada, el alma perdida de judas, su mejor logro, conquista, su joya.

 Y también son asiento suyo las almas perdidas o condenadas de quienes debieron ser grandes servidores del Señor en el mundo.

 Ahí encontramos cardenales, obispos, abades y abadesas, sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos consagrados, etc., todo tipo de almas que debían ser especialmente fieles y fueron todo lo contrario.


2.- El trono de satanás en el mundo


 Ahora, considerar lo que sucede en el mundo, nos hallamos ante la peor apostasía de todos los tiempos.

 Tenemos un falso papa, incluso hay dos papas. Herejes, blasfemos, pedófilos, sodomitas, etc., son las mas altas dignidades de la iglesia.

 La iglesia de estos tiempos es el trono de satanás en la tierra.

 Por ello es que el cerdo infernal puede salir del abismo y asentarse en tierra, porque el mundo corrupto espiritual y materialmente es como el infierno.

 Considerar también que estamos cerca de halloween, fiesta en la que los adoradores y siervos de satanás celebran su salida del infierno y paso al mundo.


3.- El trono de satanás en las almas


 Y la situación no es diferente en los corazones.

 Los corazones deberían ser trono y altar dedicados a Dios, sin embargo, son abismos de egolatría narcisista, apestan a demonios, rebalsan de vicios, abominaciones e inmundicias.

 Cada cual se adora a sí mismo, a la falsa imagen de sí, y esa mentira-aberración-alienación, es el lugar donde se encuentra el espíritu de satanás que es orgullo, mentira, falsedad.


HAY QUE DEFENDERSE, LOS DEMONIOS TIENEN LIBERTAD PARA OBRAR COMO QUIERAN:

HALLOWEEN Y Apocalipsis.




Recordar lo que publiqué hace tiempo:



GUERRA CIVIL EN EL INFIERNO, DISPUTAS ENTRE DEMONIOS. CONSECUENCIAS EN EL MUNDO. APOCALIPSIS. TIEMPO PARA CONVERTIRSE:


GUERRA CIVIL EN EL INFIERNO, DISPUTAS ENTRE DEMONIOS. CONSECUENCIAS EN EL MUNDO. APOCALIPSIS. TIEMPO PARA CONVERTIRSE


 Ya lo vengo diciendo desde hace cuatro años o mas, va a suceder una guerra en el infierno, y eso ya es ahora.

 Esto se debe al simple hecho de que ahí abajo no son virtuosos, no se sirven ni obedecen por caridad, sino que se obedecen por temor y violencia.

 Como sucede con toda banda de delincuentes, no hay unidad mas que por conveniencia o porque no hay mas remedio.

 Así es como, cuando tienen oportunidad, algunos se sublevan buscando la satisfacción de su propio interés.

 La traición es algo común ahí abajo.

 Y el príncipe de los demonios, beelzebú, se ha sublevado contra satanás. (Haciendo analogía, este príncipe infernal es la contrapartida de San Miguel Arcángel). En esto padece satanás en sí lo mismo que a Dios hizo, se cosecha la siembra, como él se sublevó contra Dios rebelando a otros ángeles, se subleva en su contra su príncipe.

 Momentáneamente se produce un gran desorden ahí abajo, se pelean entre demonios con sus respectivas legiones leales por el control, por imponer su idea, voluntad, parecer.

 Esto afecta al mundo porque cada demonio tiene sus fuerzas desplegadas en el mundo, cada uno tiene sus títeres mundiales.

 Por un lado beelzebú y sus demonios, tienen adeptos-títeres-marionetas de derecha.

 Por otro lado, satanás y sus demonios, tienen títeres-adeptos-marionetas de izquierda.

 Por ello es que en el mundo se pelean derecha e izquierda, aun sin saber que son marionetas-títeres y siervos idiotas útiles de demonios.

 Cuando se impusieron ideologías y líderes de izquierda en las naciones, eran obras de satanás y sus demonios; cuando se impusieron líderes e ideologías de derecha en las naciones, eran obras de beelzebú y sus demonios.

 Esto se encuentra en la biblia, específicamente en el Apocalipsis, Cáp. XVII, 16 y ss.

 Esta situación, esta guerra entre demonios, provoca la guerra entre sectas en el mundo, sectas masónicas e illuminati.

 Y mientras esto sucede, tenemos tiempo de reorganizarnos, volver a Dios, es un paréntesis para convertirse hasta que los demonios se ordenen y vuelvan a la carga en el mundo contra las almas.



VER ESTO Y ACTUALIZARLO CON LOS CAMBIOS QUE HUBO:


REALEZA INFERNAL EN EL MUNDO:

LA BATALLA ESPIRITUAL DE ESTOS TIEMPOS:




12 de Octubre, fiesta de NUESTRA SEÑORA DEL PILAR


12 de Octubre, fiesta de NUESTRA SEÑORA DEL PILAR





¿Cómo surgió la imagen?


 Los San­tos Ángeles pusieron el trono de su Reina y Señora a la vista del Apóstol, que estaba en altísima oración y más que los discípulos sentía la música y percibía la luz. Traían consigo los Ángeles preve­nida una pequeña columna de mármol o de jaspe, y de otra materia diferente habían formado una imagen no grande de la Reina del cielo. Y a esta imagen traían otros Ángeles con gran veneración, y todo se había prevenido aquella noche con la potencia que estos divinos espíritus obran en las cosas que la tienen.



(Extracto de la obra “Mística Ciudad de Dios”, de la Venerable Sierva de Dios Sor María de Jesús de Ágreda).


-------------------------------------------------------------


1.- Viene María santísima de Jerusalén a Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania] en España, por voluntad de su Hijo nuestro Salvador, a visitar a Santiago, y lo que sucedió en esta venida y el año y día en que se hizo.

2.- Entró Su Majestad con esta grandeza en el oratorio de su beatísima Madre, y la religiosa y hu­milde Virgen le adoró con excelente culto y veneración de lo íntimo de su purísima alma.

3.- Señor mío y verdadero Dios, hágase Vuestra vo­luntad santa en Vuestra sierva y Madre por toda la eternidad

4.- Respondióla Cristo nuestro Redentor

5.- Sobre cómo fue el advenimiento

6.- El Apóstol Santiago

7.- De dónde surgió la imagen

8.- Quedase en él un Ángel Santo encargado de su custodia, y desde aquel día hasta ahora per­severa en este ministerio

9.- Las promesas aquí referidas, así de Cristo nuestro Salvador como de su Madre santísima, para con­servar aquel templo y lugar suyo, aunque parecen absolutas, tienen implícita o encerrada una condición

10.- Acabó la pequeña capilla donde está la santa Imagen y columna, con favor y asistencia de los Ángeles

11.- ¿Cuándo sucedió este milagroso aparecimiento de María santísima?


-------------------------------------------------------------




1.- Viene María santísima de Jerusalén a Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania] en España, por voluntad de su Hijo nuestro Salvador, a visitar a Santiago, y lo que sucedió en esta venida y el año y día en que se hizo.


 Todo el cui­dado de nuestra gran Madre y Señora María santísima estaba em­pleado y convertido a los aumentos y dilatación de la Santa Iglesia, al consuelo de los Apóstoles, discípulos y de los otros fieles, y a defen­derlos del infernal Dragón y sus ministros en la persecución y ase­chanzas que les prevenían estos enemigos. Con su incomparable caridad, antes de venir a Efeso ni partir de Jerusalén, ordenó y dispuso muchas cosas, en cuanto le fue posible, por sí y por ministerio de los Santos Ángeles, para prevenir todo lo que en su ausencia le pareció conveniente, porque entonces no tenía noticia del tiempo que duraría esta jornada y la vuelta a Jerusalén. Y la mayor diligencia que pudo hacer fue su continua y poderosa oración y peticiones a su Hijo santísimo, para que con el poder infinito de su brazo defendiese a sus Apóstoles y siervos y quebrantase la sober­bia de lucifer, desvaneciendo las maldades que en su astucia fabricaba contra la gloria del mismo Señor. Sabía la prudentísima Madre que de los Apóstoles el primero que derramaría su sangre por Cristo nuestro Señor era San Jacobo [Santiago Mayor], y por esta razón, y por lo mucho que la gran Reina le amaba, como dije arriba (Cf. supra n. 320), hizo particular oración por él entre todos los Apóstoles.


2.- Entró Su Majestad con esta grandeza en el oratorio de su beatísima Madre, y la religiosa y hu­milde Virgen le adoró con excelente culto y veneración de lo íntimo de su purísima alma.


 Estando la divina Madre en estas peticiones, un día, que era el cuarto antes de partir a Efeso, sintió en su castísimo corazón alguna novedad y efectos dulcísimos, como le sucedía otras veces para algún particular beneficio que se le acercaba. Estas obras se llaman palabras del Señor en el estilo de la Escritura, y respondiendo a ellas María santísima, como maestra de la ciencia, dijo:

 Señor mío, ¿qué me mandáis hacer y qué queréis de mí? Hablad, Dios mío, que vues­tra sierva oye.

 Y en repitiendo estas razones vio a su Hijo santísimo que en persona descendía del cielo a visitarla en un trono de  inefable  majestad  y  acompañado   de  innumerables  Ángeles  de todos los órdenes y coros celestiales. Entró Su Majestad con esta grandeza en el oratorio de su beatísima Madre, y la religiosa y hu­milde Virgen le adoró con excelente culto y veneración de lo íntimo de su purísima alma. Luego la habló el Señor y la dijo:

 Madre mía amantísima, de quien recibí el ser humano para salvar al mundo, atento estoy a vuestras peticiones y deseos santos y agradables en mis ojos. Yo defenderé a mis apóstoles e Iglesia y seré su padre y protector, para que no sea vencida, ni prevalezcan contra ella las puertas del infierno (Mt 16, 18). Ya sabéis que para mi gloria es necesario que trabajen con mi gracia los Apóstoles y que al fin me sigan por el camino de la cruz y muerte que padecí para redimir al linaje huma­no. Y el primero que me ha de imitar en esto es Jacobo [Santiago Mayor] mi fiel siervo, y quiero que padezca martirio en esta ciudad de Jerusalén. Y para que él venga a ella y otros fines de mi gloria y vuestra, es mi voluntad que luego le visitéis en España, donde predica mi santo nombre. Quiero, Madre mía, que vayáis a Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania], donde está ahora, y le ordenéis que vuelva a Jerusalén y antes que parta de aquella ciudad edifique en ella un templo en honra y título de vuestro nombre, don­de seáis venerada e invocada para beneficio de aquel reino y gloria y beneplácito mío y de nuestra Beatísima Trinidad.


3.- Señor mío y verdadero Dios, hágase Vuestra vo­luntad santa en Vuestra sierva y Madre por toda la eternidad


 Admitió la gran Reina del cielo esta obediencia de su Hijo santísimo con nuevo júbilo de su alma. Y con el rendimiento digno respondió y dijo:

Señor mío y verdadero Dios, hágase Vuestra vo­luntad santa en Vuestra sierva y Madre por toda la eternidad y en ella os alaben todas las criaturas por las obras admirables de Vues­tra piedad inmensa con Vuestros siervos. Yo, Señor mío, Os magnifico y bendigo en ellas y os doy humildes gracias en nombre de toda la Santa  Iglesia  y mío.  Dadme  licencia,  Hijo  mío,   para  que   en  el Templo que mandáis edificar a Vuestro siervo Jacobo pueda yo pro­meter en Vuestro Santo Nombre la protección especial de Vuestro brazo poderoso, y que aquel lugar sagrado sea parte de mi herencia para todos los que en él invocaren con devoción Vuestro mismo Nombre y el favor de mi intercesión con Vuestra clemencia.


4.- Respondióla Cristo nuestro Redentor:


 Madre mía, en quien se complació mi voluntad, yo os doy mi real palabra que miraré con especial clemencia y llenaré de bendiciones de dulzura a los que con humildad y devoción vuestra me invocaren y llamaren en aquel templo por medio de vuestra intercesión. En vuestras manos tengo de­positados y librados todos mis tesoros, y como Madre que tenéis mis veces y potestad podéis enriquecer y señalar aquel lugar y prome­ter en él vuestro favor, que todo lo cumpliré como fuere vuestra agradable voluntad.


5.- Sobre cómo fue el advenimiento


 Agradeció de nuevo María santísima esta promesa de su Hijo y Dios omnipotente, y luego, por mandato del mismo Señor, grande número de los Ángeles que la acompañaban formaron un trono real de una nube refulgentísima y la pusieron en él como a Reina y Señora de todo lo criado. Cristo nuestro Señor con los demás Ángeles se subió a los cielos, dándola su bendición. Y la purí­sima Madre, en manos de serafines y acompañada de sus mil Ángeles con los demás, partió a Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania], en España, en alma y cuerpo mor­tal. Y aunque la jornada se pudo hacer en brevísimo tiempo, ordenó el Señor que fuese de manera que los Santos Ángeles formando co­ros de dulcísima armonía viniesen cantando a su Reina loores de júbilo y alegría.

  Unos cantaban el Ave María, otros Salve Sancta parens y Salve Regina, otros, Regina coeli laetare, etc. Alternando estos cánti­cos a coros y respondiéndose unos a otros con armonía y consonan­cia tan concertada, cuanto no alcanza la capacidad humana. Respon­día también la gran Señora oportunamente, refiriendo toda aquella gloria al Autor que se la daba, con tan humilde corazón, cuanto era grande este favor y beneficio. Repetía muchas veces:

   Santo, Santo, Santo Dios de Sabaot, ten misericordia de los míseros hijos de Eva. Tuya es la gloria, tuyo es el poder y la majestad, tú sólo el Santo, el Altísimo y el Señor de todos los ejércitos celestiales y de lo criado.

Y los Ángeles respondían también a estos cánticos tan dulces en los oídos del Señor, y con ellos llegaron a Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania] cuando ya se acer­caba la media noche.


6.- El Apóstol Santiago


    El felicísimo Apóstol Santiago estaba con sus discípulos fue­ra de la ciudad, pero arrimado al muro que correspondía a las már­genes del río Ebro, y para ponerse en oración se había apartado de ellos algún espacio competente, quedando los discípulos algunos dur­miendo y otros orando como su maestro; y porque todos estaban desimaginados de la novedad que les venía, se alargó un poco la pro­cesión de los Santos Ángeles con la música, de manera que no sólo Santiago lo pudiese oír de lejos, sino también los discípulos, con que despertaron los que dormían y todos fueron llenos de suavidad interior y admiración, con celestial consuelo que los ocupó y casi enmudeció, dejándolos suspensos y derramando lágrimas de alegría.

 Reconocieron en el aire grandísima luz, más que si fuera al medio­día, aunque no se extendía universalmente más que en algún espacio, como un gran globo. Con esta admiración y nuevo gozo estuvieron sin menearse hasta que los llamó su Maestro. Con estos maravillosos efectos que sintieron, ordenó el Señor que estuviesen prevenidos y atentos a lo que de aquel gran misterio se les manifestase.


7.- De dónde surgió la imagen


 Los San­tos Ángeles pusieron el trono de su Reina y Señora a la vista del Apóstol, que estaba en altísima oración y más que los discípulos sentía la música y percibía la luz. Traían consigo los Ángeles preve­nida una pequeña columna de mármol o de jaspe, y de otra materia diferente habían formado una imagen no grande de la Reina del cielo. Y a esta imagen traían otros Ángeles con gran veneración, y todo se había prevenido aquella noche con la potencia que estos divinos espíritus obran en las cosas que la tienen.

  Manifestósele a Santiago la Reina del cielo desde la nube y trono donde estaba rodeada de los coros de los Ángeles, todos con admirable hermosura y refulgencia, aunque la gran Señora los ex­cedía en todo a todos. El dichoso Apóstol se postró en tierra y con profunda reverencia adoró a la Madre de su Criador y Redentor y vio juntamente la Imagen y columna o pilar en mano de algunos Án­geles. La piadosa Reina le dio la bendición en nombre de su Hijo san­tísimo y le dijo:

  Jacobo [Santiago Mayor], siervo del Altísimo, bendito seáis en su diestra; Él os salve y manifieste la alegría de su divino rostro.

 Y todos los Ángeles respondieron: Amén.—

 Prosiguió la Reina del cielo y dijo:

 Hijo mío Jacobo [Santiago Mayor], este lugar ha señalado y destinado el altísimo y todopoderoso Dios del cielo, para que en la tierra le consagréis y dediquéis en un Templo y casa de oración, de donde debajo del tí­tulo de mi nombre quiere que el suyo sea ensalzado y engrandecido y que los tesoros de su divina diestra se comuniquen, franqueando liberalmente sus antiguas misericordias con todos los fieles y que por mi intercesión las alcancen, si las pidieren con verdadera fe y piadosa devoción. Yo en nombre del Todopoderoso les prometo gran­des favores y bendiciones de dulzura y mi verdadera protección y amparo, porque éste ha de ser Templo y casa mía y mi propia he­rencia y posesión. Y en testimonio de esta verdad y promesa quedará aquí esta columna y colocada mi propia imagen, que en este lugar donde edificaréis mi templo perseverará y durará con la santa fe has­ta el fin del mundo. Daréis luego principio a esta casa del Señor, y habiéndole hecho este servicio partiréis a Jerusalén, donde mi Hijo santísimo quiere que le ofrezcáis el sacrificio de vuestra vida en el mismo lugar en que dio la suya para la Redención humana.

 Dio fin la gran Reina a su razonamiento, mandando a los Ángeles que colocasen la columna y sobre ella la santa Imagen en el mismo lugar y puesto que hoy están, y así lo ejecutaron en un momento. Luego que se erigió la columna y se asentó en ella la sa­grada Imagen, los mismos Ángeles, y también el Santo Apóstol, reconocieron aquel lugar y título por casa de Dios, puerta del cielo y tierra santa y consagrada en templo para gloria del Altísimo e in­vocación de su beatísima Madre. Y en fe de esto dieron culto, adora­ción y reverencia a la divinidad, y Santiago se postró en tierra, y los Ángeles con nuevos cánticos celebraron los primeros con el mis­mo Apóstol la nueva y primera dedicación de Templo que se instituyó en el orbe después de la Redención humana y en nombre de la gran Señora del cielo y tierra.

 Este fue el origen felicísimo del santuario de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania], que con justa razón se llama cámara angelical, casa propia de Dios y de su Madre purísima, y digna de la veneración de todo el orbe y fiador seguro y abonado de los beneficios y favores del cielo, que no desmerecieron nuestros pecados.

 Paréceme a mí que nuestro gran patrón y Apóstol el segun­do Jacobo dio principio más glorioso a este templo que el primer Jacobo al suyo de Betel, cuando caminaba peregrino a Mesopotamia, aunque aquel título y piedra que levantó (Gen 28, 18) fuese lugar del futuro templo de Salomón. Allí vio en sueños Jacob la escala mística en fi­gura y sombra con los Ángeles, pero aquí vio nuestro Jacobo la escala verdadera del cielo con los ojos corporales, y más Ángeles que en aquélla. Allí se levantó la piedra en título para el templo que mu­chas veces se había de destruir y en algunos siglos tendría fin, pero aquí, en la firmeza de esta verdadera columna consagrada, se aseguró el templo, la fe y culto del Altísimo hasta que se acabe el mundo, subiendo y bajando Ángeles a las alturas con las oraciones de los fieles y con incomparables beneficios y favores que distribuye nues­tra gran Reina y Señora a los que en aquel lugar con devoción la invocan y con veneración la honran.


8.- Quedase en él un Ángel Santo encargado de su custodia, y desde aquel día hasta ahora per­severa en este ministerio


 Dio humildes gracias nuestro Apóstol a María santísima y la pidió el amparo de este reino de España con especial protección, y mucho más de aquel lugar consagrado a su devoción y nombre. Y todo se lo ofreció la divina Madre, y dándole de nuevo su ben­dición, la volvieron los Ángeles a Jerusalén con el mismo orden que la habían traído. Pero antas, a petición suya, ordenó el Altísimo que para guardar aquel santuario y defenderle quedase en él un Ángel Santo encargado de su custodia, y desde aquel día hasta ahora per­severa en este ministerio y le continuará cuanto allí durare y permaneciere la Imagen sagrada y la columna.

 De aquí ha resultado la maravilla que todos los fieles y católicos reconocen de haberse con­servado aquel santuario ileso y tan intacto por mil seiscientos [dos mil] años entre la perfidia de los enemigos de la santa fe, la idolatría de los romanos, la herejía de los arríanos y la bárbara furia de los moros y paganos [y modernos comunistas]; y fuera mayor la admiración de los cristianos, si en particular tuvie­ran noticia de los arbitrios y medios que todo el infierno ha fabrica­do en diversos tiempos para destruir este santuario por mano de todos estos infieles y naciones. No me detengo en referir estos suce­sos, porque no es necesario y tampoco pertenecen a  mi  intento. Basta decir que por todos estos enemigos de Dios lo ha intentado lucifer muchas veces, y todas lo ha defendido el Ángel Santo que guarda aquel sagrario.


9.- Las promesas aquí referidas, así de Cristo nuestro Salvador como de su Madre santísima, para con­servar aquel templo y lugar suyo, aunque parecen absolutas, tienen implícita o encerrada una condición


 Pero advierto dos cosas que se me han manifestado para que aquí las escriba.

1.- La una, que las promesas aquí referidas, así de Cristo nuestro Salvador como de su Madre santísima, para con­servar aquel templo y lugar suyo, aunque parecen absolutas, tienen implícita o encerrada la condición, como sucede en otras muchas promesas de la Escritura Sagrada, que tocan a particulares bene­ficios de la divina gracia.

 Y la condición es, que de nuestra parte obremos de manera que no desobliguemos a Dios para que nos prive del favor y misericordia que nos promete y ofrece. Y porque Su Majestad en el secreto de su justicia reserva el peso de estos pecados con que le podemos desobligar, por eso no expresa ni declara esta condición; y porque también estamos avisados en su Santa Iglesia, que sus promesas y favores no son para que usemos de ellos contra el mismo Señor, ni pequemos en confianza de su liberal misericordia, pues ninguna ofensa tanto como ésta nos hace indignos de ella. Y tales y tantos pueden ser los pecados de estos reinos y de aquella piadosa ciudad de Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania], que lleguemos a poner de nuestra parte la condición y número por donde merezcamos ser privados de aquel admirable beneficio y amparo de la gran Reina y Señora de los Án­geles.

2.- La segunda advertencia no menos digna de consideración es, que lucifer y sus demonios, como conocen estas verdades y promesas del Señor, ha pretendido y pretende siempre la malicia de estos dragones infernales introducir mayores vicios y pecados en aquella ilustre ciudad y en sus moradores con más eficacia y as­tucia que en otras, y en especial de los que más pueden desobligar y ofender a la pureza de María santísima. El intento de esta serpien­te antigua mira a dos cosas execrables:

 La una que, si puede ser, desobliguen los fieles a Dios para que les conserve allí aquel sagrado y por este camino consiga lucifer lo que por otros no ha podido; la otra, que si no puede alcanzar esto, por lo menos impida en las almas la veneración y piedad de aquel templo sagrado y los grandes beneficios que tiene prometidos en él María santísima a los que dig­namente los pidieren.

 Conoce bien lucifer y sus demonios que los vecinos y moradores de Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania] están obligados a la Reina de los cielos con más estrecha deuda que muchas otras ciudades y provincias de la cristiandad, porque tienen dentro de sus muros la ofi­cina y fuente de los favores y beneficios que otros van a buscar a ella. Y si con la posesión de tanto bien fuesen peores, y despreciasen la dignación y clemencia que nadie les pudo merecer, esta ingratitud a Dios y a su Madre santísima merecería mayor indignación y más grave castigo de la Justicia divina.

 Confieso con alegría a todos los que leyeren esta Historia, que por escribirla a solas dos jornadas de Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania] tengo por muy dichosa esta vecindad [en Soria] y miro aquel san­tuario con gran cariño de mi alma, por la deuda que todos cono­cerán tengo a la gran Señora del mundo. Reconózcome también obligada y agradecida a la piedad de aquella ciudad, y en retorno de todo esto quisiera con voces vivas renovar en sus moradores la cordial e íntima devoción que deben a María santísima y los favores que con ella pueden alcanzar y con el olvido y poca atención des­merecer. Considérense, pues, más beneficiados y obligados que otros fieles. Estimen su tesoro, gócenle felizmente y no hagan del propicia­torio de Dios  casa inútil y común, convirtiéndola  en tribunal de justicia, pues la puso María santísima para taller o tribunal de mi­sericordias.


10.- Acabó la pequeña capilla donde está la santa Imagen y columna, con favor y asistencia de los Ángeles


  Pasada la visión de María santísima, llamó Santiago [Mayor] a sus discípulos, que de la música y resplandor estaban absortos, aunque ni oyeron ni vieron otra cosa. Y el gran maestro les dio noticia de lo que convenía, para que le ayudasen en la edificación del sagrado templo, en que puso mano y diligencia; y antes de partir de Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania] acabó la pequeña capilla donde está la santa Imagen y columna, con favor y asistencia de los Ángeles. Y después con el tiempo los ca­tólicos edificaron el suntuoso templo y lo demás que adorna y acom­paña aquel tan celebrado santuario. El Evangelista San Juan no tuvo por entonces noticia de esta venida de la divina Madre a España, ni ella se lo manifestó, porque estos favores y excelencias no pertene­cían a la fe universal de la Iglesia y por esto las guardaba en su pecho;  aunque  declaró  otras  mayores  a  San  Juan  y  a  los  otros Evangelistas, porque eran necesarias para la común instrucción y fe de los fieles. Pero cuando Santiago [Mayor] volvió de España por Efeso, entonces dio cuenta a su hermano Juan Evangelista de lo que había sucedido en la peregrinación y predicación de España, y le declaró las dos veces que en ella había sido favorecido con las visiones de la beatísima Madre y de lo que en esta segunda le había sucedido en Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania], del Templo que dejaba edificado en esta ciudad. Y por relación del Evangelista tuvieron noticia de este milagro muchos de los Apósto­les y discípulos a quien se lo refirió él mismo después en Jerusalén para confirmarlos en la fe y devoción de la Señora del cielo, y en la confianza de su amparo. Y fue así, porque desde entonces los que conocieron este favor de Jacobo [Santiago Mayor] la llamaban y la invocaban en sus trabajos y necesidades, y la piadosa Madre socorrió a muchos, y a todos en diferentes ocasiones y peligros.


11.- ¿Cuándo sucedió este milagroso aparecimiento de María santísima?


 Sucedió este milagroso aparecimiento de María santísima en Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania], entrando el año del nacimiento de su Hijo nuestro Salvador de cuarenta, la segunda noche de dos de enero. Y desde la sa­lida de Jerusalén a la predicación habían pasado cuatro años, cuatro meses y diez días, porque salió el Santo Apóstol año de treinta y cin­co, como arriba dije (Cf. supra n. 319), a veinte de agosto; y después del apareci­miento gastó en edificar el templo, en volver a Jerusalén y predicar, un año, dos meses y veinte y tres días; murió a los veinte y cinco de marzo del año cuarenta y uno. La gran Reina de los Ángeles, cuan­do se le apareció en Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania], tenía de edad cincuenta y cuatro años, tres meses y veinte y cuatro días; y luego que volvió a Jerusalén partió a Efeso, como diré en el libro y capítulo siguiente; al cuarto día se partió. De manera que se le dedicó este templo muchos años antes de su glorioso tránsito, como se entenderá cuando al fin de esta Historia (Cf. infra n. 742) de la gran Señora declare su edad y el año en que murió, que desde este aparecimiento pasaron más de los que de or­dinario se dice. Y en todos estos años ya en España era venerada con culto público y tenía templos, porque a imitación de Zaragoza [Caesaraugusta in Hispania] se le edificaron luego otros, donde se le levantaron aras con solemne ve­neración.


(Extracto de la obra “Mística Ciudad de Dios”, de la Venerable Sierva de Dios Sor María de Jesús de Ágreda).