09 julio 2018

Mensaje de María Virgen , 09 Jul 18,


Mensaje de María Virgen , 09 Jul 18,

 “Se acabó el tiempo, se cerró una etapa, se terminó todo. La iglesia ya no salva almas. Bajó la cortina de hierro, no hay salvación en la iglesia. Pronto el mundo va a ser totalmente diferente. Es el tiempo de orar y perseverar. Va a ser difícil, debéis orar y perseverar. Debéis orar unidos para permanecer unidos, fortalezco vuestra unión, perseverad en la oración”.


 Definitivamente no hay mas que anarquía, división, cada cual hace lo que se le viene en ganas, es el don pirulero dentro de la iglesia, cada conferencia episcopal hace lo que se le antoja y cada obispo obra como quiere, sí como cada sacerdote hace lo que se el viene en ganas. Ya no hay transubstanciación, no hay misterio, no hay presencia de Dios, es la abominación de la desolación. Se cumple lo que anunció la Virgen en Fátima, unos contra otros, excomuniones mutuas, la ciudad desolada y el Espíritu de Dios abandona el templo.

 Llegamos al tiempo en el que Dios no detiene ni contiene mas nada, se aparta y deja que los rebeldes den rienda suelta a su veneno infernal, permite que se consagren-entreguen sin límite a satanás, es decir, como judas lo van a traicionar como s eles de la gana.

 Se produce la abominación de la desolación, el infierno en la tierra, el abismo, vacío, la ausencia de Dios, no hay límite alguno, es la locura total, el mundo se vuelve un gran manicomio a cielo abierto.

 Cada cual siente dentro de sí el abismo desolado y la fuerza desenfrenada, el ‘yo’ se alza-rebela impulsado por satanás mismo que se impone y hace lo que quiere sin límite convirtiendo a las almas en títeres de sus vicios-ambiciones-caprichos-depravaciones.

 Cada uno se sentirá o dirá liberado, sin embargo, el liberado es el adversario, satanás y toma de las narices a las almas impuras manipulándolas, engañándolas, usándolas para sus fines, haciéndoles creer que es liberación lo que siempre fue libertinaje y depravación.

 ¿Qué hay que hacer?, Vencer la rebeldía-orgullo-amor propio en la vida-casa-corazón, cada uno es responsable por el anticristo personal, cada cual debe purificarse de su propio orgullo, amor propio, rebeldía, vicios, caprichos y ambiciones.

 Cada uno tiene que vencerse a sí mismo para entregarse-consagrarse a Dios, para generar amor que se manifiesta en la entrega, en la aceptación de la Voluntad de Dios, en la entrega a su Querer Divino, aceptando lo que quiere, lo que no quiere y permite, haciendo lo que Él quiere o no haciendo lo que Él no quiere.

 Lógicamente, pueden las almas dejarse llevar, controlar, manipular, guiar y usar por el impulso desenfrenado de satanás alzándose desde el fondo del infierno y pasando por el abismo del ego para hacer delirar de orgullo a las almas.

Cada uno tendrá que elegir qué va a hacer de sí, de su vida, o se deja llevar por el deliro de orgullo revolcándose en el fango de los vicios practicando la egolatría narcisista infernal, o se dedica a sacrificar su voluntad-yo-ego-orgullo-amor propio y se entrega a la Voluntad Divina en sacrificio diario y constante como Dios lo pida, disponga o imponga.


LO QUE SUCEDE AHORA, anticristo, combate final: