19 marzo 2018

SE CONSOLIDA EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, PUTIN FALSA OPCIÓN, FALSO SALVADOR, ANTICRISTO DEL MISMO SISTEMA AL QUE FINGE OPONERSE


SE CONSOLIDA EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, PUTIN FALSA OPCIÓN, FALSO SALVADOR, ANTICRISTO DEL MISMO SISTEMA AL QUE FINGE OPONERSE


 Ganó putin las elecciones en rusia, se consolida en el poder, ya va para el cuarto de siglo en el poder, se establece el nuevo orden mundial.

 El nuevo orden mundial es multipolar, es decir, ningún poder real.

 Pierde hegemonía ee.uu., deja de ser una potencia mundial y pasa a ser una potencia regional.

 El brics asume el lugar que deja ee.uu.

 Poco a poco rusia ha desplazado a ee.uu. como potencia militar y política. Lo mismo hizo china en el ámbito económico.

 A la vez, cada uno de los integrantes del brics pasa a ser una potencia o cabeza en cada región donde se hallan ubicados.

 La demostración de poderío militar que rusia hizo hace poco no tuvo otra finalidad mas que la de señalar que rusia asumía el lugar de potencia militar tecnológicamente insuperable. Considerar que fue poco antes de las elecciones.

 Lo mismo sucedió con la cuestión diplomática, todo fue para apuntar a las elecciones y que líder ruso ganara presentándose como gran salvador frente al decadente occidente corrupto e inerte, como la alternativa buena.

 Es un falso salvador, anticristo, es un engaño, es parte de todo.





15 marzo 2018

SOBRE EL TOC, TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO



SOBRE EL TOC, TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO


 Florecen en las almas de estos tiempos muchos toc, trastornos obsesivos compulsivos.

 Esto se debe al miedo. Hay en las personas mucho miedo, es decir, una honda e inútil preocupación por sí mismas.

 Se preocupan demasiado por sí, esa preocupación se vuelve obsesión y puede degenerar en histeria.

 Hoy en día quieren controlar todo, y tanto es lo que desean controlar que acaban descontroladas.

 El deseo de controlar es fruto del miedo, de la preocupación por sí. Creen que controlando, imperando, prevaleciendo, haciéndose obedecer, se liberarán del miedo que las domina.

 Una vez mas, querer controlar acaba descontrolando o, lo que es lo mismo, el deseo de control asume el control provocando descontrol y he ahí la obsesión.

 El deseo de controlar cobra vida propia, existe por y para sí, se mueve por sí mismo, para seguir creciendo, multiplicándose, para acabar controlando-dominando a la persona, y es ahí donde se descontarla por completo, es ahí donde pierde totalmente el rumbo.

 Hay en el fondo miedo, miedo a no hacer las cosas bien o a no ser aprobado, y eso en esencia es simplemente preocupación por sí mismo, mirar hacia abajo, abismarse en el ego, perderse o naufragar en la propia miseria.

 Es miedo al desprecio, es recuerdo del rechazo y desprecio pasado que motiva como reacción o respuesta buscar obsesiva, angustiante y desesperadamente aprobación, aceptación, reconocimiento.

 ¿Tiene remedio?, Sí, y es tan simple como efectivo, hay que vencer el miedo, hay que dejar de mirarse a sí mismo, hay que levantar la cabeza, volver a Dios, darle a Dios el lugar propio y correspondiente.

 Hay que hacer el esfuerzo de querer controlar, prevalecer e imponerse, debemos renunciar a la propia voluntad, buscar lo que es Voluntad de Dios y dedicarse a no obstaculizarla, empeñarse en colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad de Dios en la propia vida.

 El miedo se vence con confianza, confianza en Dios, no en sí mismo.

 Miente el que dice que confía en sí mismo, nadie se basta a sí mismo, es miedo, no quiere reconocer que necesita de Dios y ahí está la causa de la debilidad en la que se hunde-pierde-naufraga-ahoga buscando obsesiva, angustiante y desesperadamente controlar, prevalecer e imponerse.

 Como última consideración, pensar que el límite que le imponemos a Dios, es el mismo límite que padecemos, simplemente porque nos privamos de Él, le impedimos Vivir-Reinar-Permanecer en nuestra vida, nos quedamos sin Su Vida padeciendo lo que es la lógica consecuencia, el infierno, la muerte, las tinieblas, o dicho de otra manera, padeciendo inútilmente.


10 marzo 2018

PERSONAS AUTODESTRUCTIVAS



PERSONAS AUTODESTRUCTIVAS


 Una persona que no perdona, queda atada, mira hacia atrás y se queda frente a frente con ese hecho generando odio-veneno-maldad-deseo de venganza.

 Está doblada, hundida en si misma, se autodestruye, se consume a sí misma convirtiéndose en una fábrica de odio, el veneno de su descomposición-autodestrucción-transformacion-transubstanciación.

 No ve, no entiende, solo mira lo que obsesiva, angustiante y desesperadamente desea ver, ese hecho del pasado donde perdió, fue vencida, humillada o simplemente limitada en sus ambiciones, vicios, perversiones.

 Quiere venganza para su orgullo humillado, vencido, limitado, busca imponerse, prevalecer, destruir, aniquilar, hacer sufrir a otros, llenándose de veneno, o mas bien, convirtiéndose en veneno-odio-furia-maldad, que no es otra cosa mas que el efecto de auto consumirse, autodestruirse.

 Esta persona no vive ni deja vivir, no se encuentra en la realidad sino fuera de ella, encerrada en su pasado, muriendo y muerta, ausente, y desde ese abismo, se alza furiosa queriendo destruir a otras.

 Es peligrosa para sí y para terceros. Se destruye y quiere destruir, no se diferencia de los demonios.

 Existe, no vive, y se hunde yendo hacia atrás, y en su caída quiere arrastrar a otros, quiere hundir a aquellos contra los que se lanza, a los que acusa-odia.

 No ve la realidad, ve lo que quiere ver en su obsesión y perversidad, siempre la culpa es ajena y se autojustificar teniéndose lástima, pena, esa enfermiza autocompasión infernal.

 Considerar que se aferra a otras personas destruyéndolas-consumiéndolas como un agujero negro en el espacio, las acusa-responsabiliza de esa ruina en la que se halla postrada y, mientras éstas se defienden, en realidad las está absorbiendo y convirtiendo en lo que ella es, ruina, destrucción, maldad.

 Una persona así de enferma de odio, perversa, maldita y despiadada la que no le importa otra cosa mas que la venganza personal, seguir el camino de los demonios, es mejor evitarla, esquivarla, ignorarla, aislarla, dejarla de lado, porque si no quiere abandonar sus perversas obras, arrastra a otros.

 Para ganar hay que perder, hay que ignorar su veneno, dardos envenenados, y seguir adelante construyendo un nuevo mundo con personas que quieran crecer, madurar, evolucionar, progresar.

 El perdón otorgado a una persona así, es testimonio de amor, aviso para que se corrija y es liberación para las personas de bien que quieren seguir creciendo, madurando, progresando, evolucionando.



07 marzo 2018

SOBRE LAS OBSESIONES DE ESTOS TIEMPOS



SOBRE LAS OBSESIONES DE ESTOS TIEMPOS



 Hoy en día las personas padecen graves obsesiones. Esto se debe a dos causas: Una es propia, y otra es producto de la acción de los antiguos enemigos de las almas, los demonios.

 Desgraciadamente, ambas causas se entrelazan y potencian provocando que las almas padezcan como en el infierno acá en la tierra y acaben cayendo en sufrimientos peores, dado que, después de la obsesión llega la desesperación.

 Detrás de la obsesión hay miedo, esa excesiva e inútil preocupación por sí mismo. Esto es producto de la debilidad, de hundirse-encerrarse en sí y no mirar, no pensar ni prestar atención a otra cosa mas que a sí mismo.

 Dicho de otra manera, es efecto de la egolatría, de rendirle culto al ‘yo’.

 Esto es efecto simple y sencillamente del olvido de Dios. Cuando las personas se olvidan de Dios, se desmoronan, se hunden en sí mismas, se ahogan en la propia miseria obsesionándose y hasta llegan a desesperarse.

 En ese abismo de honda e inútil preocupación por sí, el alma se llena de dudas, que son la clara expresión de su debilidad. Las dudas generan desconfianza, y a la vez, la desconfianza engendra dudas-cuestionamientos, y por ello, mas debilidad-miedo-preocupación.

 Todo esto ocurre por autodesprecio. Las personas se auto desprecian porque fueron despreciadas o porque temen padecer desprecio. En esto también se debe considerar el ser menospreciado, desvalorizado, humillado, tanto lo padecido como lo que la persona temió o creyó padecer.

 Considerar que se vuelve una costumbre, produce tendencia, las personas se hunden-encierran, temen y siguen despreciándose y temiendo desprecio para acabar dudando-temiendo y desconfiando de todo y de todos. En esto también acaban generando desprecio-odio-rechazo como respuesta o reacción normal, cosa que provoca que se hundan-abismen aun mas en sí mismas.

 Encontrándose hundidas-encerradas en sí, ven todo mas grande de lo que realmente es, lo sobredimensionan, y es lógico, desde el abismo todo se ve mas alto.

 Considerar el círculo vicioso autodestructivo irremediable en el que se encuentran muchas personas en estos tiempos. Ver el estado lamentable al que acaban reduciéndose.

 ¿Solución?, Simple, buscar el origen, causa fuente, donde surgió esa preocupación por sí, ver donde comenzó la persona a preocuparse demasiado por sí olvidándose de Dios y de todos para centrarse en su propia miseria.

 Ese hecho hay que entregarlo a Dios, perdonar, pedir liberación, y elegir comenzar a creer mas en Dios, en su Amor y darle a Él el lugar que le corresponde.

 También hay que ver todos los golpes que cayeron en el mismo lugar, es decir, todos los desprecios padecidos o que temió padecer, los hechos en los que se eligió a sí misma miedosamente sin advertir que se encerraba formando una fortaleza de olvido, desprecio e indiferencia hacia Dios y hacia todos en derredor.

 En definitiva, debemos volver a Dios, darle lugar, espacio, tiempo, prestarle atención, orar, hacer el trabajo interior en el que nos limpia-purifica, libera y salva.