17 enero 2018

SOBRE LOS MILLENNIALS XVI



SOBRE LOS MILLENNIALS XVI


 En el trastorno de la vida diaria, del choque con la abominable y cruda realidad, aprenderán la Verdad, que Él Es Dios y Solo Él.

 Por sobre todo, comprenderán por amarga y dolorosa experiencia propia diaria y constante, que su vida no depende de su voluntad, interés, capricho, deseo, necesidad, ni nada, depende enteramente de Dios, les guste o no, sin vuelta, sin remedio, salida o solución.

 Nada de lo que Dios disponga podrá ser cambiado, modificado o siquiera morigerado, es y será como Dios quiera sin salida, remedio solución.

 Por supuesto que no será nada agradable, lo único que podrán hacer es dar gracias que no es peor, y a veces, ni eso.

 El camino es vía crucis, sufrimiento abominable constante y sin remedio, salida o solución.

 Hay que aprender a caminar con la cruz a cuesta, ignorar el dolor, disociarse de éste y seguir adelante, usando todo como medio para purificación, crecimiento, salvación del alma propia y de muchas otras.

 Al final comprenderán que lo quieran o no, les guste o no, su vida depende de Dios, enteramente de su Divina Voluntad, y esto es sin remedio, salida o solución.

 Esto lo aprenden todos, unos antes, otros después, pero es para todos.

 Quienes quieren renegar o prescindir de Dios, pueden vivir ese berrinche, capricho, que no es mas que fantasía-ilusión-mentira-engaño.

 Eso dura un tiempo, es alienación-disociación de la realidad, no es Verdad, no dura, es nada, no se puede.

 Todo gira en derredor de esto, no hay mas vuelta que darle, Él Es Dios y esa es la Verdad, siempre fue así y siempre será así, no va a cambiar, no somos mas que criaturas.

 La Verdad completa es:


1.- “El Es Dios”.

2.- “Solo Él”.

3.- “Siempre Él”.

4.- “Porque Solo Él Es Dios”.

5.- “Y Siempre Será Dios”.

6.- “Porque Es Él”.

7.- “El Que Es, El Que Era, y El Que Vuelve”.

8.- “Y Siempre Seguirá Siendo Dios”.

9.- “Dios Es Siempre El Mismo, Porque Él Es Dios”.

10.- “Porque Dios Es Dios”.

11.- “Porque Siempre Fue Dios”.

12.- “Y Porque Siempre Seguirá Siendo Dios”.



LAS SIETE PALABRAS del PADRE, del HIJO y del ESPÍRITU SANTO:

LAS SIETE PALABRAS DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO EN LA CREACIÓN