17 enero 2018

SOBRE LOS MILLENNIALS III



SOBRE LOS MILLENNIALS III


 Esa imagen que construyen de sí, es fachada-apariencia, es mentira, una capa superficial de barro tras la que se hunden-encierran-abisman.

 No quieren ver-entender la Verdad, no aceptan la realidad.

 Se dicen inteligentes, pero no ven que son esclavos de esa imagen-fachada-apariencia, de esa superficialidad que inventan.

 Se dicen libres, pero no quieren entender que son los peores esclavos que puede haber, aquellos que lo son por voluntad-elección propia.

 La imagen que construyen, exponen, y por la que esperan ser adorados-aceptados-servidos-obedecidos, no es su salvación sino la causa de su ruina.

 Toda su vida-esfuerzo se va en esa mentira, en construirla y sostenerla aun cuando comprueban que se derrumba, bien abajo y es demolida por la realidad.

 Justamente, cuando se desmorona, hacen cualquier cosa para sostenerla y volver a alzarla-exaltarla, cuando deberían aprovechar a deshacerse de ella.

 En el tropiezo, cuando la imagen-apariencia se desmorona-derrumba, se vuelven mas centrados en sí, mas caprichosos, miserables.

 Y esto es por miedo, con mayor violencia quieren ser vistos-adorados-obedecidos.

 Naufragan en el abismo, se pierden en el miedo, se dejan llevar por el pánico.

 Se consumen forjando esa imagen miserable que es la propia ruina.

 No ven siquiera que es como la estrella fugaz, solo brilla cuando se consume para desaparecer para siempre.