17 enero 2018

SOBRE LOS MILLENNIALS II



SOBRE LOS MILLENNIALS II


 Todo el problema de los millennials gira en torno a la aceptación o no. Se preocupan demasiado por sí.

 Es un círculo vicioso, se hunden-encierran en sí y no ven ni consideran otra cosa mas que a sí.

 Fingen interesarse por otros, pero solo les preocupa ser aceptados y tomados en cuenta por esos otros.

 No levantan la cabeza de su abismo-ego, están hundidos-encerrados-presos en su nada miserable no haciendo otra cosa mas que aquello que quieren que es pensar en sí.

 Por miedo-debilidad piensan en sí, se preocupan por sí y ahí se vuelven mas miserables porque no quieren hacer otra cosa mas que anteponerse, pensar en sí, en su ego-yo-orgullo.

 Su mismo ser inconsistente-miserable los hace hundirse en sí, se derrumban-hunden en sí mismos, se encierran y naufragan en esa miseria desamorada que son.

 Esto se debe a que no han generado un ser real, no aman ni quieren hacerlo, y por debilidad-miedo, se excusan para continuar por este camino miserable.

 Por miedo-debilidad buscan la aceptación-reconocimiento-atención como droga, les hace sentir bien, pero los condena a continuar en el mismo camino miserable-desamorado.

 Piden lo que no dan, quieren cosechar lo que no han sembrado, y cuando Chocn contra la realidad que les dice groseramente la Verdad, que son miserables ególatras narcisistas desamorados, huyen, la niegan y se hunden-encierran en sí negándose a aceptarla, y por supuesto, evitando remediarla.

 Llenando el abismo de su ego, no se van a liberar del infierno, al contrario, están agrandándolo-agravándolo.

 Deben dejar de ser miserables, desamorados, tienen que generar riqueza-vida-amor, una voluntad real de amar, y deben dejar de buscar ser amados-adorados-servidos-obedecidos.

 Es una cuestión de maduración.

 Tienen que dejar de idolatrar a su ‘yo’, ese ídolo-imagen que exponen y por el que esperan ser aceptados-adorados.