20 enero 2018

¿LA CULPA SIEMPRE ES DE OTRO?



¿LA CULPA SIEMPRE ES DE OTRO?


Reza el viejo dicho que aplicar siempre los mismos métodos esperando obtener un resultado diferente, es una locura.

 Nosotros esperamos que los políticos se hagan cargo de nuestra Patria y la defiendan, protejan y engrandezcan. Eso es una locura.

 Décadas de experiencia han dejado demostrado que aquellos que acceden al poder, son siempre los peores.

 Se trata psicópatas y sociópatas, dementes criminales.

 Son cerdos ególatras narcisistas que buscan su propio provecho y el de la secta o mafia (=Partido político), a la que pertenecen.

 Los partidos políticos son sectas, mafias, asociaciones ilícitas, reuniones de delincuentes organizadas para tomar el poder y enriquecerse a costa de empobrecer al pueblo.

 Los políticos son traidores, cipayos, vende-patria, lo peor de lo peor, y la mas clara expresión de lo mas bajo, miserable, ruin y corrupto de la sociedad, pues al final, Cada pueblo tiene los líderes que merece.

 Debemos trabajar para merecer algo mejor, es mas, debemos madurar y dejar de pretender que otros se hagan cargo-ocupen de nosotros.

 Somos nosotros mismos los que debemos ocuparnos de Nuestra Amada Patria.

 Somos nosotros mismos quienes debemos asumir la responsabilidad que nos corresponde delante de Dios y de la Patria.

 Tenemos que madurar.

 Debemos dejar de esperar y de pretender que los cerdos políticos se hagan cargo de nosotros o hagan progresar a nuestra Patria, son traidores, son mentirosos, embusteros, chantas, psicópatas sociópatas, lo peor de lo peor.

 Debemos dejar de esperar y pretender que otros hagan lo que nosotros debemos hacer.

 Se hace Patria en lo diario-cotidiano, cada uno en su lugar.

 La culpa no es de los políticos, sindicalistas, líderes religiosos, etc., es nuestra porque somos nosotros los que pretendemos que nos sigan mintiendo aquellos que eligen ser cerdos ególatras narcisistas.

 Somos nosotros quienes no queremos madurar, los que no hacemos lo que debemos hacer, los que no nos hacemos cargo de engrandecer, defender y hacer progresar a Nuestra Amada Patria.

 Ellos viven-permanecen fuera de la realidad, han salido por la tangente, es como la edad media, pertenecen a otro estamento, casta o nivel, y nosotros, pobres miserables, pagamos impuestos para mantenerlos a cuerpo de rey mientras traicionan la Patria convirtiéndonos en esclavos de los dueños del mundo.

 El verdadero poder se encuentra donde se toman las decisiones, y acá no decidimos nada, no somos dueños ni de donde caer murtos, la existencia miserable y sufriente que tenemos es la que merecemos al habernos hundido-perdido en el abismo del ego olvidándonos de Dios y de la Patria, no asumiendo nuestras responsabilidades.

 Si queremos otra realidad, vivir algo diferente, vamos a tener que esforzarnos, vamos a tener que hacer algo diferente, pero por sobre todo, vamos a tener que ser algo diferente, porque tenemos lo que somos y somos lo que merecemos, lo que hemos elegido, forjado, provocado, sembrado.