19 octubre 2017

ATENTOS A LA REALIDAD



ATENTOS A LA REALIDAD


 En esta época hemos llegado al punto óptimo de la evolución espiritual que Dios nos pedía.

 No significa que no podamos evolucionar-progresar-crecer-madurar mas, significa que hemos llegado donde Dios dispuso, donde debíamos llegar, al menos en esta etapa.

 Lógicamente, si alcanzamos el punto óptimo, solo nos queda caer.

 En eso estamos, aun queriendo perseverar, vamos a caer irremediablemente, vamos a tropezar y renegar inexorablemente.

 Es necesario para liberarse del orgullo de haber cumplido-obedecido, es permitido por Dios para que veamos que si cumplimos-obedecemos es porque Él nos socorre-asiste.

 Acá debemos discernir bien el paso que vamos a dar para que no nos engañemos con las apariencias.

 Considerar que morir a sí mismo, sacrificio, puede ser algo totalmente diferente a lo que pensamos y/o acostumbramos.

 Puede suceder que estemos perpetuando lo mismo que está matándonos sin dejarnos morir, o sea, el infierno en vida. Y es ahí donde anida el orgullo fingiendo piedad para no ser derrotado y expulsado.

 Estamos en la época en la que todos caen y van a caer sin remedio, y no solo los otros, sino también nosotros.

 Considerar que Dios no quiere lo que suponemos que quiere, quiere-espera-pide otra cosa, no lo hemos visto ni considerado porque seguimos como siempre con ideas preconcebidas tratando de vencer a Dios y buscando la manera de imponerle nuestra voluntad.

Hay que abrir los ojos y estar atentos a la realidad.