10 julio 2019

ESPÍRITU SANTO


ESPÍRITU SANTO


 El Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas en el inicio de la creación.

 Hoy comienza una nueva creación, Dios Envía Su Espíritu.

 Debemos buscarlo-recibirlo, dejarlo Ser-Hacer y participar en sus obras.

 Él Es Dios, Él sabe y puede, Él Es El Que Obra-Hace, nosotros debemos aprender a dejarlo Ser-Hacer y a participar en sus obras.




03 julio 2019

ECLIPSE, SIGNO DE ESTOS TIEMPOS


ECLIPSE, SIGNO DE ESTOS TIEMPOS


 El eclipse, como cualquier otro hecho, puede leerse como signo, un indicativo de parte de Dios sobre la realidad que vivimos para poder comprenderla, para abrir los ojos y encaminarse.

 El sol simboliza a Dios, la luna, en este caso, representa el amor propio-orgullo humano.

 Así se entiende que, las almas se sumergen en el abismo del ego, se pierden-hunden en sí mismas, se ponen por sobre Dios ocupando el lugar que lógica y naturalmente le corresponde a Él.

 Deliran de orgullo, quedan nimbadas de la oscuridad que provocan al prescindir de Dios, apartarse de Él, renegar de su Voluntad y dejarlo aparte de su vida.

 Permanecen en la oscuridad que provocan, sin la Luz Verdadera, sin su Vida, no se nutren de la Esencia Divina-Espíritu de Dios.

 El orgullo delirante se libera, y las personas quieren creer que eso es libertad, sin embargo, es libertinaje, camino de ruina, perdición, autodestrucción.

 Se entregan a vicios, ambiciones, perversiones, depravaciones, y encima, se autojustifican, llaman ‘bueno’ a lo malo.

 Cuando el sol continúa siendo la fuente de la vida y la luz para este mundo, las almas permanecen a oscuras, nimbadas de tinieblas, padeciendo el vacío en el que se corrompen y autodestruyen.

 No es Dios-Vida-Verdad-Luz quien se aparta o niega su Amor-Vida-Vitalidad, son las almas las que se encierran en sí mismas oscureciéndose, autodestruyéndose, volviéndose semejantes a demonios.

 Se dedican a rendirle culto a la propia imagen, culto a la personalidad, crece el amor propio, deliran de orgullo y se cierran al amor, no aman ni quieren amar.




25 junio 2019

MENSAJE DE JESÚS, EL SEÑOR, 23 Jun 19

MENSAJE DE JESÚS, EL SEÑOR, 23 Jun 19


“Se terminó todo, se acabó todo”


 Mientras hacía su paso el Santísimo Sacramento, al acercarse donde permanecía de rodillas, el Señor me dijo eso envolviéndome en su Luz y haciéndome caer o desplomar rendido, pero de manera suave, dulce, casi como si fuera un abrazo.

 Mientras eso decía, vi su interior, cuando el lanzazo penetraba en el Corazón por el costado derecho, pensé, `justo es Corpus Christi’ y entendí varias cosas:

1.- En la peor traición Él desplegó lo mas profundo de su Corazón, la Misericordia.

2.- Se termina el período de bergoglio, pronto va a ser reemplazado.

3.- Se acabó el exageradísimo tiempo de la excesiva Misericordia, viene la Justicia.

4.- Comienza una gran desolación, abominable desolación, ausencia de Dios.

5.- Se va a manifestar definitivamente el anticristo en el mundo, es decir, vamos a tener un mudo sin Dios y en contra de Él.

6.- Se va a revelar el anticristo en la iglesia, o sea, un nuevo orden, aparentemente bueno y que corrija los desvíos de bergoglio y su secta de izquierda, pero que en realidad será un papa sin Dios y en contra de Él, con el tiempo dejará caer su máscara el hipócrita impostor poniendo en evidencia que puede ser peor que bergoglio.

7.- Sin embargo, en esta oscuridad y tinieblas que van a imperar, en esta abominable desolación, ausencia de Dios, Dios mismo abrirá una puerta, un camino y posibilitará que las almas que quieran volver a Él, puedan hacerlo. Todo lo conocido termina y comienza algo nuevo.



23 junio 2019

POLÍTICA DEL SIGLO XXI


POLÍTICA DEL SIGLO XXI


 Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:

 -La gran mayoría de las personas estamos cansadas de semejante corrupción abominable.

 -Sabemos que se trata de delincuentes, tanto los anteriores como los actuales y el resto de los candidatos en danza.


 Llegó la hora de madurar, asumir la responsabilidad que nos corresponde delante de Dios y de la Patria.

 Es el tiempo de volver al origen, a los albores de la Patria, tenemos que organizarnos en cabildos abiertos, los vecinos somos los que vamos a salvar los restos de nuestra Nación.


Comencemos por el principio:

FALTA LO ESENCIAL, VERDADERO AMOR A LA PATRIA


Leer:


CABILDO ABIERTO, CUNA DE LA DEMOCRACIA Y EMBRIÓN DE LA INDEPENDENCIA:




16 junio 2019

APAGÓN EN EL CONO SUR


APAGÓN EN EL CONO SUR



1.- Para meditar:


En el domingo de la Santísima Trinidad, Argentina amaneció sin luz, sin agua y padeciendo una tormenta.


2.- Para entendidos:


Preludio del aviso o preaviso del gran aviso.


3.- Para algunos:


La masonería siempre hace apagones masivos cuando logra un objetivo, es su manera de celebrar y es consagrar la ciudad que consigue apagar a su líder, satanás. La particularidad es que esta vez el apagón no fue solo en una ciudad sino en mas de un país.



28 mayo 2019

OTRA VEZ QUIEREN LEGALIZAR EL aborto, TENEMOS QUE ENFRENTAR A LAS fuerzas infernales


OTRA VEZ QUIEREN LEGALIZAR EL aborto, TENEMOS QUE ENFRENTAR A LAS fuerzas infernales





HOY SE VUELVEN A ENFRENTAR VIDA Y muerte, LUZ Y tinieblas



 Otra vez se enfrentan en nuestro país LUZ Y tinieblas, de nuevo van a chocar VIDA Y muerte.

 Las fuerzas leales a Dios y los apóstatas, los rebeldes disputarán una nueva batalla.

 Que cada uno elija su bando, que cada uno se decida.

 El que no se decide abiertamente por un bando, tácitamente está eligiendo ser de los rebeldes, apóstatas, traidores, porque a DIOS-VIDA-VERDAD, se lo elige clara y enérgicamente, los cobardes y ególatras se van del otro lado.



19 abril 2019

MÉTODO PARA ADQUIRIR SABIDURÍA EMOCIONAL


MÉTODO PARA ADQUIRIR SABIDURÍA EMOCIONAL


(Nueve puntos para reflexionar)


1.-


 La forma para adquirir sabiduría emocional es simple, hay que apartarse, estar a solas y examinarse.

 Se trata de un camino de autoconocimiento y de transubstanciación.

 Hay que contrastar la conducta propia con la Verdad, sopesarla en la balanza de la Justicia y con la medida justa de Misericordia para corregirla llegando a modificar la esencia propia (Transubstanciación).


2.-


 En la meditación, buscando la verdad, el exacto conocimiento de los sentimientos, es necesario discernir debidamente la conducta, sopesarla y, no solo modificarla, sino que hay que llegar a cambiarla de raíz, en su esencia.

 Para esto hay que realizar un verdadero y total desprendimiento, hay que someterse al juicio de la Verdad para poder juzgar, valorar, sopesar, justipreciar la conducta reciente.

 Ahí se debe evaluar en el mas absoluto desprendimiento de sí, la Verdad, lo que realmente hicimos o no hicimos, venciendo las pasiones en un juicio justo.

 El mas absoluto desprendimiento de sí implica no estar ni a favor ni en contra de sí mismo, sino a favor de la Verdad y en contra de la mentira, que produce error, genera autoengaño y lleva autodestruirse.


3.-


 En la aceptación de la Verdad hay cinco pasos: Rechazo o negación, furia, conciliación, desplome o derrumbamiento y finalmente, rendición o entrega.

 Primero rechazamos o negamos la Verdad, decimos que es mentira, la descartamos, no la entendemos, nos choca o percibimos que ataca porque denuncia y expone la mentira reinante-dominante-imperante en nosotros.

 Después, con furia queremos confirmar lo que creemos, defendemos el apego a la mentira, rechazamos violentamente la Verdad, sin razonamiento o justificativo.

 No pudiendo negar la Verdad ante la evidencia y por la fuerza y claridad con que se presenta, buscamos envolverla con mentira, matizarla, atenuarla, atemperarla, es decir, queremos conciliar.

 La mentira se cae sola, se derrumba, se produce el desplome de eso que en nuestra vida no es Verdad, y si no lo soltamos, nos ahogamos-perdemos con ello. Acá se produce un esfuerzo que nos consume tratando de defender lo indefendible, buscando sostener lo que inevitablemente se encuentra condenado a caer porque es falso-mentira-engaño-error-orgullo-alienación.

 El último paso es la rendición o entrega que, si no se hace bien, es donde muchas personas fallan, dicen que aceptan la Verdad, pero no renunciaron realmente a la mentira y por ello, no pueden ser liberadas del engaño en el que se esfuerzan por vivir, permanecen evadidas de la realidad, encerradas en una fantasía llevando una doble vida hasta autodestruirse por completo y de manera irreversible.


4.-


 Es necesario buscar la Verdad en todo, extirpar la mentira, porque la mentira produce autoengaño y éste lleva a que la persona quede postrada en la inmadurez, evadida en una fantasía, encerrada en su ego-abismo consumiéndose, autodestruyéndose, des-creándose.

 Una vez que la persona se postra en la inmadurez, por el mero transcurso del tiempo, y de forma ajena a su voluntad, se devora, consume, autodestruye, aun cuando diga y crea que vive y se mueve por y para su bien y el de otros.

 Se pudre porque no se nutre de la Verdad, porque no vive realmente sino que solamente existe, transcurre; se auto consume porque se abisma en su ego, se adentra en su miserable nada provocando el círculo vicioso autodestructivo.


5.-


 El círculo vicioso autodestructivo consiste en que la persona es consciente de sí, de su ser miserable real, se ve a sí misma aunque no quiera verse, se conoce aunque se esfuerce en mentirse-engañarse-evadirse.

 Es la persona encerrada en el abismo del ego, abismada-centrada en sí misma, sumamente consciente de sí, atrapada por la fuerza de atracción de su vacío interior, de su miseria real.

 El abismo del ego no se alimenta-nutre en la Verdad de la que huye, no puede recibir Vida de la Verdad porque la rechaza.

 Se carcome, devora, padece ansiedad, angustia, pánico y degenera en desesperación, y el cáncer espiritual hace metástasis, la persona se autodestruye, se convierte a sí misma en nada y menos que nada aun, solo polvo y cenizas de las que no quedará ni el recuerdo.


6.-


 La persona en sí misma es abismo, un pedazo de nada, es inútil, es miseria, es pura necesidad, vacío, desolación, tinieblas y confusión.

 Esto es así porque somos un abismo que se debe llenar generando amor, sosteniendo una real voluntad de amar.

 En general, las personas reniegan de esto esencial, básico, se esfuerzan en mentirse-engañarse, construyen una fantasía, apariencia, evasión de la realidad, una máscara, cubren el abismo con una tela o velo.

 No generan una voluntad de amar sino de ser amadas, acrecentando el vacío, el abismo, deshaciéndose, des-creándose.

 Quieren creer que deben llenarse, saciarse, conformarse y satisfacerse en el abismo de su ego, se convencen de que deben ser amadas, adoradas, servidas, tomadas en cuenta, y como están totalmente vacías, padecen miedo se justifican para exigir tales cosas, mientras que se niegan a amar.

 Como no dan, no tienen. No aman y no van a tener nunca amor, jamás se van a liberar del vacío-abismo, si dan nada, a cada instante tienen menos, nada por nada es nada al cuadrado.

 Siempre van a sentir que les falta porque no dan, no generan amor, y si su necesidad creen que es justificativo para demandar, no van a tener nunca y cada vez menos, se van a consumir hasta deshacerse por completo de manera irrecuperable exigiendo lo que ni siquiera merecen y lo que otros no están obligados a dar.


7.-


 Es esencial llegar al fondo del abismo, de la miseria-nada propia, ver lo que realmente hay ahí, lo que somos. Lo queramos o no, a lo largo de la vida, todos hacemos experiencia o palpamos la realidad de lo que hay en nosotros.

 Es necesario ver y aceptar eso que en el fondo somos, ese ser miserable, vicioso, miedoso y bestial que hay oculto en lo mas profundo de nuestro ser.

 Esa es nuestra esencia, lo que realmente somos, valemos, tenemos, podemos. Solo viendo, aceptando y perdonando eso es que lo podremos modificar. Ahí tiene que entrar la Verdad, la Luz Verdadera.

 En el fondo del abismo vemos la Verdad de nuestro ser, nos vemos al espejo, vemos cara a cara la nada miserable e inútil que somos, tomamos consciencia real de que somos nada, podemos nada, tenemos nada, sabemos nada, y peor aun, somos menos que nada, una nada miserable, miedosa, sufriente, tendiente al vicio que se autodestruye, que se consume irremediablemente, somos absolutamente necesitados de la Vida-Verdad.


8.-


 Esa miseria se convierte en Verdad cuando la vemos y aceptamos, cuando la reconocemos y perdonamos, ahí nos reconciliamos con nosotros extirpando la mentira-velo-engaño-tinieblas-orgullo.

 Ahí producimos el primer milagro transubstanciando la miseria en riqueza, porque amamos la miseria que somos, la impregnamos con Verdad.

 Es ahí donde vencemos el miedo húmedo que cala hasta los huesos, se disipan las tinieblas del pánico que ahogan y obnubilan, vencemos la oscuridad del terror, pese al espanto que provoca, tenemos que dejar de mentirnos, de pretender engañarnos, debemos aceptar la Verdad y superarla, ponernos de pie verdaderamente, ahí es donde derrotamos a la muerte y comienza la vida.


9.-


 Quien se ve en el fondo de su ser y se acepta-perdona, se libera y llega a amarse verdaderamente a sí mismo.

 El falso amor a sí mismo es el que provoca el círculo vicioso autodestructivo, es la persona que no ve ni acepta la verdad, que no mira ni quiere aceptar lo que realmente es en el fondo de su ser.

 Se miente-engaña construyendo apariencias, velos, engaños, queda nimbada de tinieblas de orgullo, una fantasía, una máscara.

 Esa máscara-apariencia brilla según lo que el mundo aprecia, celebra, festeja, pero se consume para sostenerla autodestruyéndose, des-creándose.

 Se convierte en mentira, engaño, error. Y ama esa mentira, fantasía.

 Luego, pretende que otros vean esa fantasía y la crean, exige adoración y admiración para su máscara-apariencia, quiere adoradores para ese ídolo suyo que no es otra cosa mas que un delirio, un desvarío una gran mentira.

 Considerar que se convierte en eso, en una gran mentira-engaño-error-delirio. Se consume forjando una apariencia adorable, es espuma que se deshace, es tinieblas que se desvanecerá y de la que se perderá hasta el recuerdo, se convierte en menos que nada, una transubstanciación infernal.

 Permaneciendo en nosotros mismos sin contrastar nuestra vida con la Verdad, sin corregirnos, sin madurar, nos sucede lo del carbón, somos brasas que arden de furia mientras se convierten en cenizas, mientras se deshacen y luego, soplará el viento y hasta el recuerdo desaparecerá.




Dr. Jorge Benjamín Lojo.

16 abril 2019

INCENDIO EN NOTRE DAME, SIGNO CLARO DE LA REALIDAD


INCENDIO EN NOTRE DAME,

SIGNO CLARO DE LA REALIDAD


 El incendio en la Catedral de Notre Dame, mas allá si fue intencional o no, si fue un atentado musulmán o de las logias masónicas que quieren provocar el choque de culturas realizando un atentado de bandera falsa, simboliza algo muy claro:

 Antes el humo de satanás había penetrado en la Iglesia, ahora ya arde su mismo fuego destructor.

 Es el signo claro y evidente de la destrucción de la Iglesia desde adentro.

 Es el signo vivo la ruina actual y ya casi irreversible.

 La misma Iglesia que no quiso arder en amor a Dios y en el amor de Dios, terminó ardiendo irreversiblemente en el fuego destructor.

 Es el momento de reconsiderar los caminos, de volver a Dios, de poner las cuentas en orden con Él porque ya llega el momento de rendir cuentas, la Justicia de Dios es severa e inalterable, inconmovible e irreversible.




17 marzo 2019

Evangelio del 2º domingo de cuaresma, meditación


Evangelio del 2º domingo de cuaresma, meditación



Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos.


 Está todo dicho, lo que debemos hacer se encuentra a la vista: Jesús oraba y ahí se produjo la transfiguración.

 Ahora nos encontramos en el abismo de nuestra nada, nos lamentamos por nosotros mismos, sufrimos-padecemos nuestra miseria y solo miramos o pensamos sen lo que queremos y necesitamos.

 No vemos la realidad, lo que realmente necesitamos es lo que no buscamos: Dios, necesitamos un verdadero encuentro con Dios.

 Corremos desesperados por lo que es secundario y no entendemos que continuamos preocupándonos inútilmente por nosotros mismos cuando El se ocupa de nosotros.

 Es el día para confiar en Dios, es el momento para vivir el Evangelio, tenemos que olvidarnos de nosotros mismos, confiar mas en la Divina Providencia y comenzar a seguir-obedecer al Señor.

 Es el tiempo de dedicarse a las obras de Dios, colaborar en la salvación de las almas, porque eso es lo que El Padre quiere, para eso es que ha venido El Hijo y para eso es que envían entre ambos al Espíritu Santo.

 ¡Basta de preocuparse por vanidades!, ¡Basta de pensar en sí mismo!, hay que ponerse de pie y seguir al Señor.





Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma - Ciclo C


Primera lectura, Lectura del libro del Génesis (15,5-12.17-18):

En aquellos días, Dios sacó afuera a Abrán y le dijo: «Mira al cielo; cuenta las estrellas, si puedes.»
Y añadió: «Así será tu descendencia.» Abrán creyó al Señor, y se le contó en su haber.
El Señor le dijo: «Yo soy el Señor, que te sacó de Ur de los Caldeos, para darte en posesión esta tierra.»
Él replicó: «Señor Dios, ¿cómo sabré yo que voy a poseerla?»
Respondió el Señor: «Tráeme una ternera de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola y un pichón.»
Abrán los trajo y los cortó por el medio, colocando cada mitad frente a la otra, pero no descuartizó las aves. Los buitres bajaban a los cadáveres, y Abrán los espantaba. Cuando iba a ponerse el sol, un sueño profundo invadió a Abrán y un terror intenso y oscuro cayó sobre él. El sol se puso y vino la oscuridad; una humareda de horno y una antorcha ardiendo pasaban entre los miembros descuartizados.
Aquel día el Señor hizo alianza con Abran en estos términos: «A tus descendientes les daré esta tierra, desde el río de Egipto al Gran Río.»

Palabra de Dios


Salmo, Sal 26,1.7-8a.8b-9abc.13-14

R/. El Señor es mi luz y mi salvación

El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién temeré?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién me hará temblar? R/.

Escúchame, Señor, que te llamo;
ten piedad, respóndeme.
Oigo en mí corazón:
«Buscad mi rostro.» R/.

Tu rostro buscaré, Señor,
no me escondas tu rostro.
No rechaces con ira a tu siervo,
que tú eres mi auxilio. R/.

Espero gozar de la dicha del Señor
en el país de la vida.
Espera en el Señor, sé valiente,
ten ánimo, espera en el Señor. R/.


Segunda lectura, Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses (3,17–4,1):

Seguid mi ejemplo, hermanos, y fijaos en los que andan según el modelo que tenéis en nosotros. Porque, como os decía muchas veces, y ahora lo repito con lágrimas en los ojos, hay muchos que andan como enemigos de la cruz de Cristo: su paradero es la perdición; su Dios, el vientre; su gloria, sus vergüenzas. Sólo aspiran a cosas terrenas. Nosotros, por el contrario, somos ciudadanos del cielo, de donde aguardamos un Salvador: el Señor Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de su cuerpo glorioso, con esa energía que posee para sometérselo todo. Así, pues, hermanos míos queridos y añorados, mi alegría y mi corona, manteneos así, en el Señor, queridos.

Palabra de Dios


Evangelio del domingo, Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,28b-36):

En aquel tiempo, Jesús cogió a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto de la montaña, para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y, espabilándose, vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él.
Mientras éstos se alejaban, dijo Pedro a Jesús: «Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» No sabía lo que decía.
Todavía estaba hablando, cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía: «Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle.»
Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por el momento, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

Palabra del Señor



10 marzo 2019

Evangelio del 1º domingo de cuaresma, meditación


Evangelio del 1º domingo de cuaresma, meditación


Las tentaciones a Jesús en el desierto (Lc 4).


 Amar a Dios, a su creación y al prójimo.

 La tentación es no amar a Dios, no amar a su creación y no amar al prójimo.

 La tentación viene por el lado de elegirse a sí mismo en el lugar de Dios, su creación y el prójimo.

 La tentación consiste en reinar sobre Dios, sobre su creación y sobre el prójimo.

 Reinamos cuando imponemos la propia voluntad.

 Pero no es reinar en verdad, es convertirse en tirano que cree que reina cuando está siendo dominado por sus vicios, miedos, ambiciones, caprichos e intereses.

 Lo que debe morir es la propia voluntad, lo que debe reinar es la Voluntad de Dios, y así Él reinará en nosotros realmente.

 Tendemos a encerrarnos-aislarnos en nosotros mismos, solo y siempre miramos nuestro ego, y no queremos prestar atención a Dios, nos olvidamos del prójimo.

 El miedo nos domina, nos vence la debilidad, y es así como nos aislamos, y aislados, nos consumimos entre miedos, angustias, preocupaciones, obsesiones, ambiciones y caprichos.




Lecturas del Domingo 1º de Cuaresma - Ciclo C


Primera lectura, Lectura del libro del Deuteronomio (26,4-10):

Dijo Moisés al pueblo: «El sacerdote tomará de tu mano la cesta con las primicias y la pondrá ante el altar del Señor, tu Dios. Entonces tú dirás ante el Señor, tu Dios: "Mi padre fue un arameo errante, que bajó a Egipto, y se estableció allí, con unas pocas personas. Pero luego creció, hasta convertirse en una raza grande, potente y numerosa. Los egipcios nos maltrataron y nos oprimieron, y nos impusieron una dura esclavitud. Entonces clamamos al Señor, Dios de nuestros padres, y el Señor escuchó nuestra voz, miró nuestra opresión, nuestro trabajo y nuestra angustia.

El Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, en medio de gran terror, con signos y portentos. Nos introdujo en este lugar, y nos dio esta tierra, una tierra que mana leche y miel. Por eso, ahora traigo aquí las primicias de los frutos del suelo que tú, Señor, me has dado." Lo pondrás ante el Señor, tu Dios, y te postrarás en presencia del Señor, tu Dios."

Palabra de Dios


Salmo, Sal 90,1-2.10-11.12-13.14-15

R/. Está conmigo, Señor, en la tribulación

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del Omnipotente,
di al Señor: "Refugio mío, alcázar mío,
Dios mío, confío en ti." R/.

No se te acercará la desgracia,
ni la plaga llegará hasta tu tienda,
porque a sus ángeles ha dado órdenes
para que te guarden en tus caminos. R/.

Te llevarán en sus palmas,
para que tu pie no tropiece en la piedra;
caminarás sobre áspides y víboras,
pisotearás leones y dragones. R/.

"Se puso junto a mí: lo libraré;
lo protegeré porque conoce mi nombre,
me invocará y lo escucharé.
Con él estaré en la tribulación,
lo defenderé, lo glorificaré." R/.


Segunda lectura, Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (10,8-13):

La Escritura dice: "La palabra está cerca de ti: la tienes en los labios y en el corazón." Se refiere a la palabra de la fe que os anunciamos. Porque, si tus labios profesan que Jesús es el Señor, y tu corazón cree que Dios lo resucitó de entre los muertos, te salvarás. Por la fe del corazón llegamos a la justificación, y por la profesión de los labios, a la salvación. Dice la Escritura: "Nadie que cree en él quedará defraudado." Porque no hay distinción entre judío y griego; ya que uno mismo es el Señor de todos, generoso con todos los que lo invocan. Pues "todo el que invoca el nombre del Señor se salvará."

Palabra de Dios


Evangelio de hoy, Lectura del santo evangelio según san Lucas (4,1-13):

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo.
Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre.
Entonces el diablo le dijo: "Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan."
Jesús le contestó: "Está escrito: No sólo de pan vive el hombre".
Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo: "Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mi, todo será tuyo."
Jesús le contestó: "Está escrito: Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto".
Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: "Encargará a los ángeles que cuiden de ti", y también: "Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras".
Jesús le contestó: Está mandado: "No tentarás al Señor, tu Dios".
Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.

Palabra del Señor




03 marzo 2019

Evangelio del domingo, 8º Domingo del tiempo ordinario, meditación


Evangelio del domingo, 8º Domingo del tiempo ordinario, meditación



¿Puede un ciego guiar a otro ciego?


 El ciego que guía a otro ciego es nuestro capricho, esa voluntad miserable, egoísta, lo que queremos o no sin escuchar a Dios, sin discernir su Voluntad.

 Dios quiere eso que no queremos, y en eso es que debemos obedecerlo.

 Ahí es donde lo amamos verdaderamente mas allá de las palabras.

 No importa cualquier otra cosa que hagamos o podamos hacer, Dios quiere algo específico y en eso debemos obedecerlo.

 Verdaderamente no cuenta lo que hagamos si no hacemos lo que Él quiere hagamos.

 No podemos negociar, no podemos hacer una y mil cosas aduciendo que son mejores.

 Dios sabe lo que quiere y Él Es Nuestro Guía, por eso es que debemos obedecerlo.

 Si no hemos discernido su Voluntad, no podemos obedecerlo.

 Considerar que hacemos planes que no incluyen a Dios o que le reservan un papel muy limitado en nuestra vida, por ello es que Él permite el tropiezo, está haciendo lugar, el lugar debido para Él, quiere límites a esa egolatría narcisista.



Lecturas del VIII Domingo del Tiempo Ordinario (Ciclo C)


Primera lectura, Eclo 27, 4-7

No elogies a nadie antes de oírlo hablar
Lectura del primer libro de Samuel.
Cuando se agita la criba, quedan los desechos; así, cuando la persona habla, se descubren sus defectos. El horno prueba las vasijas del alfarero, y la persona es probada en su conversación. El fruto revela el cultivo del árbol, así la palabra revela el corazón de la persona. No elogies a nadie antes de oírlo hablar, porque ahí es donde se prueba una persona.

Palabra de Dios.


Salmo responsorial: Sal 91, 2-3. 13-14. 15-16 (R/.: cf. 2a)

R/. Es bueno darte gracias, Señor.

V/. Es bueno dar gracias al Señor
y tocar para tu nombre, oh Altísimo;
proclamar por la mañana tu misericordia
y de noche tu fidelidad. R/.

V/. El justo crecerá como una palmera,
se alzará como un cedro del Líbano:
plantado en la casa del Señor,
crecerá en los atrios de nuestro Dios. R/.

V/. En la vejez seguirá dando fruto
y estará lozano y frondoso,
para proclamar que el Señor es justo,
mi Roca, en quien no existe la maldad. R/.


SEGUNDA LECTURA: 1 Cor 15, 54-58

HERMANOS: Cuando esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: «La muerte ha sido absorbida en la victoria. ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está, muerte, tu aguijón?». El aguijón de la muerte es el pecado, y la fuerza del pecado, la ley. ¡Gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo! De modo que, hermanos míos queridos, manteneos firmes e inconmovibles. Entregaos siempre sin reservas a la obra del Señor, convencidos de que vuestro esfuerzo no será vano en el Señor.

Palabra de Dios.


EVANGELIO: Lc 6, 39-45

En aquel tiempo, dijo Jesús a los discípulos una parábola:
«¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? No está el discípulo sobre su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Hermano, déjame que te saque la mota del ojo”, sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano.
Pues no hay árbol bueno que dé fruto malo, ni árbol malo que dé fruto bueno; por ello, cada árbol se conoce por su fruto; porque no se recogen higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos.
El hombre bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal; porque de lo que rebosa el corazón habla la boca».

Palabra del Señor.



24 febrero 2019

Evangelio del domingo, 7º Domingo del tiempo ordinario, meditación


Evangelio del domingo, 7º Domingo del tiempo ordinario, meditación


“«A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos,...”


 El Señor se dirige a los que lo escuchan, si bien, en general, habló para todos, esta vez solo se dirige a los que lo escuchan.

 Lo hace porque al que tiene mucho, se le pide mucho, es exigente para con los que lo siguen, le prestan atención, lo aman.

 No quiere mediocres, quiere discípulos esforzados que tiendan a la perfección en el Amor, que se asemejen a Él.

 Dios quiere heroísmo en el amor. La verdadera imagen y semejanza con Él la alcanzaremos solo creciendo, madurando, evolucionando en el amor.

 Y esto comienza con Él mismo, debemos amar a Dios cuando se presenta como enemigo, es decir, cuando es contrario a nuestra voluntad, cuando nos va mal en todo y solo conocemos sus bendiciones especiales que son sufrimientos.

 Cuando Dios no nos conforma, encerrados en nuestro ego, perdidos en el abismo, lamentándonos por nuestro orgullo derrotado, lo vemos como enemigo y no entendemos que es cuando mas y mejor nos Ama.

 Él Es un Padre que corrige e impide que nos convirtamos en ególatras narcisista que solo y siempre piensan en sí mismos.

 Hay que aceptar los límites que Dios impone y hay que aprender a aceptar verdaderamente su Voluntad en todo para llegar a amarlo verdaderamente y para crecer-evolucionar-madurar en el Amor logrando así imagen y semejanza con su Hijo.


Lecturas del próximo Domingo 7º del Tiempo Ordinario - Ciclo C


Primera lectura, Lectura del primer libro de Samuel (26,2.7-9.12-13.22-23):

En aquellos días, Saúl emprendió la bajada hacia el páramo de Zif, con tres mil soldados israelitas, para dar una batida en busca de David. David y Abisay fueron de noche al campamento; Saúl estaba echado, durmiendo en medio del cercado de carros, la lanza hincada en tierra a la cabecera. Abner y la tropa estaban echados alrededor.
Entonces Abisay dijo a David: «Dios te pone el enemigo en la mano. Voy a clavarlo en tierra de una lanzada; no hará falta repetir el golpe.»
Pero David replicó: «¡No lo mates!, que no se puede atentar impunemente contra el ungido del Señor.»
David tomó la lanza y el jarro de agua de la cabecera de Saúl, y se marcharon. Nadie los vio, ni se enteró, ni se despertó: estaban todos dormidos, porque el Señor les había enviado un sueño profundo.
David cruzó a la otra parte, se plantó en la cima del monte, lejos, dejando mucho espacio en medio, y gritó: «Aquí está la lanza del rey. Que venga uno de los mozos a recogerla. El Señor pagará a cada uno su justicia y su lealtad. Porque él te puso hoy en mis manos, pero yo no quise atentar contra el ungido del Señor.»

Palabra de Dios

Salmo, Sal 102,1-2.3-4.8.10.12-13

R/. El Señor es compasivo y misericordioso

Bendice, alma mía, al Señor,
y todo mi ser a su santo nombre.
Bendice, alma mía, al Señor,
y no olvides sus beneficios. R/.

Él perdona todas tus culpas
y cura todas tus enfermedades;
él rescata tu vida de la fosa
y te colma de gracia y de ternura. R/.

El Señor es compasivo y misericordioso,
lento a la ira y rico en clemencia;
no nos trata como merecen nuestros pecados
ni nos paga según nuestras culpas. R/.

Como dista el oriente del ocaso,
así aleja de nosotros nuestros delitos;
como un padre siente ternura por sus hijos,
siente el Señor ternura por sus fieles. R/.
Segunda lectura, Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (15,45-49):

El primer hombre, Adán, fue un ser animado. El último Adán, un espíritu que da vida. No es primero lo espiritual, sino lo animal. Lo espiritual viene después. El primer hombre, hecho de tierra, era terreno; el segundo hombre es del cielo. Pues igual que el terreno son los hombres terrenos; igual que el celestial son los hombres celestiales. Nosotros, que somos imagen del hombre terreno, seremos también imagen del hombre celestial.

Palabra de Dios

Evangelio del domingo, Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,27-38):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien sólo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores lo hacen. Y si prestáis sólo cuando esperáis cobrar, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo. ¡No! Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos. Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis, la usarán con vosotros.»

Palabra del Señor